Una empresa familiar fabricó las urnas para las elecciones 2021

Melenzane S.A., de Mataderos, fue la encargada de fabricar las 180.000 urnas. Aunque se trata de cajas de cartón, tienen exigentes medidas de seguridad para que no puedan ser abiertas antes del cierre de los comicios

Se trata de una empresa fundada en el barrio porteño de Mataderos por Arturo Curátola, un italo-argentino que hoy en día tiene 81 años, la responsable en fabricar las urnas de los comicios que protagonizaron estas Elecciones legislativas. 

Debido a su edad, el hombre le delegó la tarea a su hijo, Dante, quien se desenvuelve como el CEO de Melenzane S.A. y destaca la importancia de continuar con el negocio familiar sin importar el pasar del tiempo. 

“Todos los días al pie del cañón según los mandatos italianos”, detalló el hijo de Arturo según declaraciones recolectadas por Diario Perfil. Faltando alrededor de seis meses para las Elecciones de este año, el Estado abrió una convocatoria para poder seleccionar a la empresa afortunada que fabricaría las urnas.

Para poder conseguir la aprobación definitiva de parte del Estado, primero se encargaron de realizar unas muestras que fueron enviadas al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). En el caso de ser certificadas, la empresa seleccionada, que en este caso se trató de Melenzane S.A., puede comenzar con el proceso correspondiente.

Para las Elecciones legislativas de este domingo 14 de noviembre la compañía fundada por Arturo Curátola fabricó 180.000 urnas que fueron distribuidas en los establecimientos educativos de todo el país y tienen una capacidad de hasta 350 sobres.

Según el Diario Perfil, el proceso de fabricación es industrial y la calidad es sumamente importante, ya que si bien se tratan de cajas de cartón, las mismas contaron con exigentes medidas de seguridad para que no pudieran ser abiertas antes del cierre de los comicios. Además, su producción no debía sufrir demoras de ningún tipo y también incluye la implementación del Escudo Nacional y sus repspectivas inscripciones.

Para finalizar, la distribución de las 180.000 urnas de Melenzane S.A. constó de dos etapas, siendo la primera mitad entregada a los 45 días y la otra mitad a los 90. En ambas ocasiones, cada una de ellas tuvo en su interior un kit sanitario que se exigió desde el Gobierno nacional que se implentó en el marco de la pandemia de coronavirus.

Melenzane S.A., de Mataderos, fue la encargada de fabricar las 180.000 urnas. Aunque se trata de cajas de cartón, tienen exigentes medidas de seguridad para que no puedan ser abiertas antes del cierre de los comicios

Se trata de una empresa fundada en el barrio porteño de Mataderos por Arturo Curátola, un italo-argentino que hoy en día tiene 81 años, la responsable en fabricar las urnas de los comicios que protagonizaron estas Elecciones legislativas. 

Debido a su edad, el hombre le delegó la tarea a su hijo, Dante, quien se desenvuelve como el CEO de Melenzane S.A. y destaca la importancia de continuar con el negocio familiar sin importar el pasar del tiempo. 

“Todos los días al pie del cañón según los mandatos italianos”, detalló el hijo de Arturo según declaraciones recolectadas por Diario Perfil. Faltando alrededor de seis meses para las Elecciones de este año, el Estado abrió una convocatoria para poder seleccionar a la empresa afortunada que fabricaría las urnas.

Para poder conseguir la aprobación definitiva de parte del Estado, primero se encargaron de realizar unas muestras que fueron enviadas al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). En el caso de ser certificadas, la empresa seleccionada, que en este caso se trató de Melenzane S.A., puede comenzar con el proceso correspondiente.

Para las Elecciones legislativas de este domingo 14 de noviembre la compañía fundada por Arturo Curátola fabricó 180.000 urnas que fueron distribuidas en los establecimientos educativos de todo el país y tienen una capacidad de hasta 350 sobres.

Según el Diario Perfil, el proceso de fabricación es industrial y la calidad es sumamente importante, ya que si bien se tratan de cajas de cartón, las mismas contaron con exigentes medidas de seguridad para que no pudieran ser abiertas antes del cierre de los comicios. Además, su producción no debía sufrir demoras de ningún tipo y también incluye la implementación del Escudo Nacional y sus repspectivas inscripciones.

Para finalizar, la distribución de las 180.000 urnas de Melenzane S.A. constó de dos etapas, siendo la primera mitad entregada a los 45 días y la otra mitad a los 90. En ambas ocasiones, cada una de ellas tuvo en su interior un kit sanitario que se exigió desde el Gobierno nacional que se implentó en el marco de la pandemia de coronavirus.

Exit mobile version