Voraz incendio arrasó una fábrica de quesos y las pérdidas son millonarias

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Related posts

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Incendio en los depósitos de la fábrica Lácteos Aurora. Twitter @Semanario_Extra

Un incendio de gran magnitud arrasó ayer por la tarde con la planta láctea Aurora, ubicada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

 

El foco se habría iniciado cuando unos operarios trabajaban en la ampliación de la planta, soldando unos paneles que en el interior tenía poliuretano. La fábrica pertenece a Martín Capeletti y su familia.

 

Al parecer, una chispa que saltó desató el fuego que luego se desparramó por las instalaciones y tomó el cielorraso, que en poco tiempo se desmoronó. Gente del lugar llamó a los Bomberos Voluntarios locales que se acercaron de manera inmediata pero ya era demasiado tarde.

 

Dentro, había una gran cantidad de materia prima, productos terminados y envoltorios inflamables que ayudaron a que la combustión sea muy veloz y la fábrica quede destruida en su totalidad.

 

Carlos, productor agropecuario y padre del propietario de Aurora, dijo que fue muy duro ver ese escenario. “Fue tremendo ver a los operarios llorar desesperados. Uno de ellos me dijo que no solo ellos estaban tristes sino que la ciudad entera estaba llorando”, señaló en diálogo con La Nación. Reveló además que días atrás habían logrado importar de Alemania una máquina que necesitaban para su actividad y que, para protegerla de las inclemencias climáticas, habían decidido construir un galpón para resguardarla: “Fue ahí donde saltó la chispa”, agregó.

 

“Es muy doloroso ver cómo algo que empezó a pulmón quedó destruido en un segundo, un trabajo de 20 años hecho cenizas en una hora”, expresó al mismo medio.

 

Lácteos Aurora arrancó en 2002 y en 2009, con una inversión, armó una planta moderna con todos los requerimientos ambientales. En la actualidad, procesa más de 100.000 litros de leche por día. En el lugar se fabrica masa de mozarella como también quesos envasados directamente para el público. Su producción se distribuye en todo el país y también se exporta a Miami y Brasil.

 

El productor agropecuario indicó que, tras el incendio a la fábrica Cagnoli en Tandil, la compañía aseguradora había retirado todos los seguros de fábricas que pudieran tener algún material inflamable, entre ellas estaba Lácteos Aurora, por lo que no contaban con un seguro.

 

Al respecto, el subsecretario de Producción municipal, Víctor Altare, señaló que las pérdidas son millonarias. “Si bien no hubo daños personales, además de los daños edilicios, había una enorme acopio de mozarella congelada para el verano, sumado a gran cantidad de productos listos para la venta que había en los depósitos. Pero lo más duro son los empleados que trabajaban en la fábrica”, dijo.

 

La planta tiene 88 empleados directos y más de 40 indirectos. “Ni bien se conoció la noticia empresarios locales se solidarizaron con el dueño y ofrecieron tomar trabajadores de la fábrica. La tristeza de los empleados es que ayer a esta hora estaban trabajando y hoy, en menos de 24 horas, ya no existe nada”, se lamentó.

 


Noticias relacionadas

Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Prendieron fuego una casa en Rosario y tres integrantes de una familia sufrieron quemaduras


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Le incendió el auto por una supuesta infidelidad y le dejó una carta junto al bidón


Incendio
Fábrica

Queso

Lácteos

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.