Gimnasia aplastó a Talleres y River quedó a un paso del título


River quedó a un paso del título: en El Bosque, Gimnasia derrotó 5-2 a Talleres y, le dejó servido el campeonato de la Liga Profesional al Millonario. ¿Qué debe pasar para que Gallardo conquiste el único título que le falta?: le bastará un empate ante Racing el jueves.

En apenas 5 minutos, el Lobo se puso arriba en el tanteador. Un tiro libre del Pulga Rodríguez terminó en los pies de Johan Carbonero, que dejó plantada a la línea de jugadores de la “T” que había intentado dejar a todos en posición adelantada y dejó sin chances a Guido Herrera para el 1-0.

Gimnasia golpeó al principio y también al final de la primera parte. A los 37′, el Pulga volvió a ser fundamental y se la dejó servida a Eric Ramírez que, luego de un intento que tapó Herrera, definió con el arco a su merced para el segundo del Lobo.

Talleres salió a quemar las naves al complemento sabiendo que no tenía margen de error y llegó al descuento antes de los 10′: Gerometta se llevó puesto un centro raso que vino desde la derecha y la “T” se ponía a un gol de la igualdad.

Pero el envión no le iba a durar nada a los cordobeses. Inmediatamente luego del descuento, Ramírez se escapó por derecha y encontró la llegada del Pulga Rodríguez que, de primera, venció a Herrera y estampó el 3-1.

A los 17′, Talleres se ponía de nuevo en carrera en un partidazo que tuvo lugar en El Bosque. En un córner ejecutado del lado derecho, Juan Cruz Komar saltó más que todos y dejó sin respuesta a Rodrigo Rey para el 3-2 parcial.

Ya a falta de 15 minutos y con el cuadro visitante tirado en el ataque, Gimnasia consiguió el cuarto tanto de la tarde platense. Rodrigo Holgado gambeteó a Guido Herrera y al arquero no le quedó otra que derribar al delantero dentro del área. Lucas Licht, el histórico capitán del Lobo, se hizo cargo de la ejecución y con un exquisito disparo decretó el 4-2.

Un nuevo tiro desde el punto penal ya en los últimos minutos le dio cifras definitivas al resultado. Brahian Alemán, desde el punto pintado, sentenció el 5-2 para una vuelta al Juan Carmelo Zerillo más que deseado para todo el cuadro platense.

Los minutos finales pasaron y Gimnasia se quedó con un triunfo más que importante pensando en la clasificación a la Copa Sudamericana. Además, le dejó servido el título a River: si el equipo de Gallardo rescata al menos un empate ante Racing, será campeón de la Liga Profesional.





Source link

Exit mobile version