Rosario: sicarios dispararon contra restaurantes repletos de gente

Tras la serie de ataques a balazos a estaciones de servicio y escuelas que se produjo la semana pasada, el domingo a la noche Rosario se vio conmocionado otra vez por dos atentados contra locales gastronómicos, que dejaron tres heridos con armas de fuego.

Los ataques se produjeron cerca de la medianoche, en dos restaurantes que se encuentran a menos de quince cuadras uno del otro. El primero se dio a las 23.40 en un local de comidas rápidas que se llama Jorgito Jr. y está ubicado en 27 de Febrero, entre Maipú y Laprida.

Diez minutos después, a quince cuadras de la primera balacera se dio un segundo atentado. En este caso lo sufrió el restaurante El Establo, una tradicional parrilla ubicada en Pellegrini al 1700, en pleno centro de la ciudad.

Dos heridos en el primer ataque al restaurante

Según afirman testigos en el lugar, el modus operandi de ambos ataques fue muy similar. En el primer episodio, dos hombres en moto se pararon en el frente del local, que se encontraba repleto de gente por las vísperas del feriado.

Los atacantes no tuvieron piedad contras los comensales y así como frenaron frente al local, dispararon.

Dos jóvenes, de 16 y 18 años, que estaban comiendo en el lugar, resultaron heridos. El más chico fue asistido rápidamente por un roce de bala en el antebrazo derecho, y el otro, por una lesión leve en la espalda.

Un mozo resultó herido en el segundo ataque

El segundo episodio se produjo bajo la misma secuencia: dos hombres arriba de una moto dispararon contra la puerta de vidrio y las ventanas del restaurante, que a esa hora se encontraba repleto de clientes.

Un mozo de 49 años resultó herido en la espalda. La víctima fue llevada en un auto particular hasta el Hospital de Emergencias, y fue dada de alta durante la madrugada, ya que la herida era superficial. La bala le habría rozado la espalda.

Los peritos de la policía constataron tres impactos de bala en el frente, uno en la puerta de ingreso y dos más en un vidrio lateral de una ventana. Pero se sospecha, por las declaraciones de los testigos, que pudieron haber sido más disparos.

El Gobierno apunta a Los Monos por el ataque en Rosario

Según fuentes cercanas al Gobierno, la sospecha es que detrás de estos hechos violentos está Ariel Cantero, alias Guille, que está preso en el penal de Marcos Paz. Sin embargo, hasta ahora no hay pruebas que indiquen con certeza que los atentados son parte de un plan del líder de Los Monos.

Lo que sí tienen claro desde el Gobierno es que estos ataques no tienen otro móvil más que la “intimidación pública”. Los atacantes no dejan mensajes en los atentados y no plantean ninguna demanda.

La interpretación que hacen en el Ministerio de Seguridad es que los ataques son una respuesta al endurecimiento de los controles que le hacen a Guillermo Cantero y a otros miembros de la banda en el penal de Piñero.

Según cuentan las fuentes judiciales, el líder de Los Monos tendría problemas para continuar con los negocios criminales sin los teléfonos celulares. “Hoy las órdenes se las da a las visitas, los fines de semana”, afirmó un investigador.

Fuente: TN

Exit mobile version