Detuvieron a un abuelo acusado de abusar sexualmente de sus nietos

Una médica constató las lesiones en uno de los menores y realizó la denuncia ante la Justicia. Ocurrió en Santa Fe

Un hombre fue detenido con prisión preventiva acusado de haber abusado sexualmente a sus dos nietos de siete años, luego de que estos asistieran a una revisión médica de rutina en la que salió a la luz los aberrantes episodios que sufrían.

La denuncia fue realizada en la localidad de María Luisa, provincia de Santa Fe, por la doctora que atendió a los menores, que fue quien constató las lesiones en uno de los niños.

De manera que la fiscal Alejandra Del Río Ayala imputó a Oscar Francisco T. (63) por “abuso sexual con acceso carnal” a la nena, y el “abuso sexual gravemente ultrajante” en perjuicio del niño, ambos delitos doblemente agravados por la guarda y la convivencia. Por consiguiente, el juez José Luis García Troiano dispuso su detención.

Si bien los hechos se habrían perpetrado durante octubre, desde el MPA no descartan la posibilidad de que existan abusos anteriores ya que, según lo expuesto en la audiencia, era habitual que los menores vivieran temporadas junto a sus abuelos en la casa de barrio Jesuitas, en Santa Fe.

No obstante, también se detalló que el acusado no tiene vínculo sanguíneo con las víctimas, ya que es padrastro de su madre y forma parte de la familia desde hace muchos años.

La doctora, clave para destapar los abusos sexuales que sufrían los niños

El martes 16 de noviembre la médica del Samco se acercó hasta la Subcomisaría 15 de la localidad santafesina para denunciar el abuso a dos de sus pacientes.

Esa mañana, los niños habían acudido junto a su madre a una revisión de rutina, en la que la profesional observó un eritema en la zona genital del varón. Al consultarle a la mamá respecto a los hábitos de higiene y a la posibilidad de que hubiera existido un abuso, la mujer respondió que sus hijos le habían contado que durante el tiempo que estuvieron en Santa Fe con sus abuelos, el hombre “los manoseaba”.

Al preguntarle al varón, este le confirmó a la médica que su abuelo le tocaba los genitales. También le dijo que vio “por el agujerito de la puerta” cómo tocaba a su hermanita (que es 9 meses menor). La profesional le preguntó por esto a la nena, pero ella no emitió palabra. Tampoco permitió que la revisaran.

La madre de los chicos le afirmó que no había denunciado por miedo a que le sacaran a los chicos. Fue entonces que la doctora realizó la denuncia ante la Justicia. La causa fue remitida a la Unidad Fiscal Especializada en Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas), debido a que los hechos ocurrieron en su jurisdicción.

¿Qué declaró la madre de los menores abusados?

Dos días más tarde se entrevistó a la madre de las víctimas. La mujer confirmó que sus hijos habían pasado un tiempo con los abuelos, y que ella los buscó el 3 de noviembre.

También informó que su hijo le contó que el abuelo le hizo “cosas cochinas”, tras lo cual le preguntó a su hija y la niña entre lágrimas le señaló lo que le había ocurrido. Los pequeños le dijeron que los abusos ocurrían cuando la abuela salía a buscar la comida y ellos quedaban a solas con el abuelo.

Los menores acudieron a una cita con una médica forense, en la que el varón permitió que lo revisaran y nuevamente se refirió a los abusos. Por el contrario, la niña no habló ni consintió el examen ginecológico, que debió suspenderse.

La orden de detención contra el abuelo

En la audiencia del martes la fiscal expuso las evidencias con las que cuenta hasta el momento y solicitó la prisión preventiva del imputado, a lo que se opuso la defensora pública Soledad Estrada.

Aunque destacó que “no estamos aquí para dudar de lo que se ha manifestado hasta el momento” por parte de los niños, la letrada hizo hincapié en la necesidad de “profundizar en el conocimiento de qué es lo que ocurrió, cuándo, quién fue el autor” y si es Oscar T. la única persona que pudo cometer los hechos o existe la posibilidad de que hubiera una “transferencia” (es decir, que las víctimas señalen a alguien cuando el verdadero abusador es otro).

En esa línea, Estrada ofreció una serie de medidas alternativas, entre ellas la prohibición de contacto y acercamiento a los menores, las cuales no resultaron “suficientes” para el juez a la hora de neutralizar los riesgos procesales, de manera que ordenó la prisión preventiva sin plazos para el sexagenario.

Fuente: TN

Exit mobile version