Maradona: polémico adiós

Diego Armando Maradona fue un hombre que marcó a generaciones enteras. Hombres y mujeres de diferentes edades admiraron al ídolo desde el comienzo de su carrera deportiva. Se alegraron en sus mejores momentos y, en los peores, sufrieron con él. Por ello, no es de extrañar que su velorio y entierro haya sido multitudinario.

Si se tiene en cuenta que la vida de Diego Armando Maradona estuvo signada por el escándalo y la polémica, es difícil pensar que su despedida iba a ser diferente. Al momento de elegir el lugar para su velorio, se barajaron diferentes opciones: la Bombonera, el Luna Park, el Congreso Nacional, fueron algunas alternativas.

Multitudes despidieron a Diego Maradona.

Sin embargo, de común acuerdo entre la familia del astro del futbol y el gobierno de Alberto Fernández, se optó por realizarlo en la Casa Rosada. Debido al gran cariño del público por el “Diez”, su familia accedió a que desde las 6 de la mañana del jueves 26 a las 4 de la tarde del mismo día, los ciudadanos que quisieran despedirlo pudieran acercarse al féretro de manera organizada y manteniendo una distancia prudencial.

Como era esperable para muchos, lo que comenzó como una despedida civilizada, se transformó en cuestión de instantes en un escándalo de magnitudes pocas veces vistas en el país. Los fanáticos intentaron ingresar a la fuerza a la Casa Rosada, generando caos e incidentes en el interior del lugar, al igual que en los alrededores de la Plaza de Mayo, 

Con intervención de la Policía de la Ciudad se logró calmar el caos, pero la familia del mejor jugador de fútbol debió tomar una drástica decisión: suspender el velorio e impedir el ingreso de más personas al sitio, para proteger la integridad de los presentes, al igual que del féretro del deportista.

Pasadas las cinco de la tarde, la familia del futbolista emprendió el camino hacia el Cementerio Jardín de Bella Vista, donde descansan en paz los restos del futbolista. Ese sitio fue elegido por un motivo muy especial: allí estaban enterrados sus padres. 

El féretro de Diego Maradona.

Una multitud de fanáticos y personal de prensa siguió al coche fúnebre los casi cuarenta kilómetros que separan a la Casa de Gobierno del Cementerio. Entre lágrimas, aplausos y banderas, los seguidores del deportista aguardaron en la entrada la llegada de su ídolo y su familia.

En el peor momento de la pandemia de coronavirus, fue criticada la decisión del gobierno de permitir la realización de un velorio multitudinario. No se sabe qué podría haber pasado de no haberse habilitado el ingreso de los ciudadanos al velorio de Diego Armando Maradona. Lo único cierto es que el escándalo sucedido llegó a las portadas de los diarios más importantes del mundo.

Exit mobile version