El diputado nacional electo por el Frente de Todos en la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, se metió de lleno en la defensa de las últimas restricciones del Banco Central para la compra de pasajes al exterior y sumó su voz a la lista de referentes oficialistas que justifican la medida con una frase a su estilo: “Creemos que podemos seguir tirando manteca al techo como que acá no pasó nada”.

“Tenemos que hacernos cargo de que la situación del país es crítica, generada además de por el desastre del gobierno anterior, por la pandemia. Es una catástrofe mundial que ha desequilibrado las economías del mundo. Si no partimos de la base de reconocer esta situación, que además es global, entonces creemos que podemos seguir tirando manteca al techo como que acá no pasó nada“, sostuvo este martes Gollan, poniendo el foco el otro gobierno, como sus pares.

Y resumió: “Todos los argentinos tenemos la responsabilidad de cuidar las divisas. También se comunicó en paralelo que las importaciones de bienes de capital que necesitan nuestras pymes hasta un millón de dólares para producir más son priorizables a que sigan saliendo dólares turísticos”. “Es por un tiempo, es el tiempo del esfuerzo

que hay que hacer para poder levantar el país y después sí”, agregó, sin remate.

A su vez, en diálogo con el programa de Dady Brieva de Radio El Destape, se refirió a su nuevo rol en la Cámara de Diputados y dejó un dardo para la oposición: “Yo nunca estuve en el Legislativo, estoy estudiando a fondo desde el reglamento de la Cámara hasta todos los proyectos de Ley que están por tratarse en este período de sesiones ordinarias que se han estirado hasta fin de mes”.

“Lo mío va a estar más enfocado a la salud, a lo social, a los temas de discapacidad, a los temas vinculados a los consumos problemáticos de sustancias. Vamos a acompañar mucho y tratar de encontrar un canal de diálogo que nos permita avanzar en temas que nos benefician a todos los argentinos. Esperemos que la oposición deje de tener esa actitud cerrada“, lanzó Gollan.

Luego calificó: “Tenemos que encontrar ese lenguaje común en los temas específicos que hacen a resolver y mejorar la calidad de vida de la población y esperemos que eso esté por encima del pijoterismo político de oponerse a todo, esperemos encontrar esos canales”.

Por otro lado, citó a la carta de Cristina Kirchner: “¿Realmente no tiene nada de que hacerse cargo la oposición? Algo tienen que aportar, porque si pretenden ser gobierno, no es lo mismo encontrar un país incendiado que uno ordenado y en crecimiento”.

Y también se refirió al conflicto con los alquileres y la posible suspensión de la norma: “Sigue el problema de los alquileres muy serio, va a haber que hacer una modificación. Mi propio hijo fue a alquiler ahora y esta en una situación complicadísima, porque se ha desfasado totalmente de los salarios. Entrar en un alquiler hoy, la verdad es que es muy difícil”.

Gollan y la variante Ómicron

Gollan, ex ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires durante gran parte de la pandemia de coronavirus, fue consultado sobre la variante Ómicron, que ya fue detectada en Brasil.

“El coronavirus nos corre el arco. Cuando parece que empezamos a tener la cosa controlada, y esta vez es producto de una situación que se da en el mundo y es incomprensible, que es lo que veníamos diciendo todos los que estudiamos un poquito desde lo epidemiológico, que corríamos serio riesgo si no se universalizaba la vacuna a todo el mundo había serio riesgo en el continente africano”, remarcó Gollan.

La variante Omicron nació en África y ya fue detectada en Japón. Foto: Dwayne Senior/Bloomberg

La variante Omicron nació en África y ya fue detectada en Japón. Foto: Dwayne Senior/Bloomberg

En ese contexto volvió a recurrir al mote del pijoteo, pero ya de las potencias mundiales. “Uno se pregunta cuál es la inteligencia de de lo gobiernos de los países más desarrollados del mundo. Porque a ellos, por más que tengan altas coberturas de vacunación, una variante nueva les vuelve a estropear la economía. No se entiende esta cosa de pijotear las vacunas y no dárselas a todos“.

“Las fortunas enormes usureras que pueden hacer un puñado de laboratorios, a partir mantener la patente y no liberarla, es ínfima al lado de lo que se pierde cuando se caen las economías del mundo porque hay que cerrar todo”, argumentó el diputado electo. 

Y concluyó: “Es inentendible que el mundo siga haciendo estas cosas cuando ya podríamos estar en otra etapa todos. Cuando teníamos la pelota controlada parece que de nuevo tenemos que recalcular todo“.

DS



Source link