ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT

“Las empresas me dijeron ‘con un cepo al dólar no vamos a invertir en la Argentina’”, aseguró el embajador de Países Bajos

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Roel Nieuwenkamp

A pesar de que Países Bajos es el cuarto inversor histórico en la Argentina y que ambos comparten un vínculo económico y comercial importante, el Embajador Roel Nieuwenkamp advirtió que “falta un clima de inversión” y enumeró las dificultades que le representa el cepo, el control de precios y las “reglas no tan claras” para atraer a las empresas holandesas a invertir en el país.

 

Nieuwenkamp aseguró no obstante, que las relaciones bilaterales con la Argentina están muy bien y destacó que “el puerto de Róterdam es de los más importantes en el mundo para exportar soja, trigo, limones, de todo y en la Argentina tenemos un rol importante con empresas muy grandes”.

 

“La energía sustentable es la oportunidad más grande y sin límites. En la cuestión del hidrógeno verde, el sol o el viento la Argentina tiene todo. Falta un clima de inversión. Veo oportunidades muy grandes en energía sustentable, en un mediano plazo puede ser muy interesante para nosotros”, aseguró en una entrevista con el medio TN.

 

Más adelante, explicó que “el cepo no funciona bien para los inversores, porque es casi imposible poner un dólar y no poder sacarlo. Los inversores de Países Bajos dijeron: ‘Con un cepo no vamos a invertir’. Hay reglas que no son tan claras y el control de precios también influye. Es complicado explicarle a las empresas que hay 15 tipos de cambio del dólar. Tenemos que explorar un acuerdo con el FMI y con el Club de París para estimular un clima de inversión”.

 

En ese marco, aclaró que hasta que no se modifique la situación actual es difícil esperar nuevas inversiones holandesas porque por ejemplo “con un riesgo país tan alto es casi imposible conseguir un seguro de exportación. Nuestra agencia de crédito de exportación cree que es necesario un acuerdo con el FMI y una baja sustancial del riesgo país”.

 

Países Bajos es uno de los países que más preocupado está por el nivel de contaminación y el daño al medio ambiente. El sólo pensar en el aumento de océanos y mares estremece a todos los Países Bajos. Casi un 26% del país está en riesgo real de quedar bajo el agua si no se cambia el curso de acción y las políticas estatales van hacia ese sentido.

 

En ese marco y consultado sobre si hubo acercamiento con el gobierno argentino por cuestiones medioambientales indicó: “Ahora no tanto, no hay cooperación entre nuestras empresas y el gobierno en términos medioambientales. Sí tenemos cooperación en el manejo del agua, para colaborar en las inundaciones y el control del agua”.

 

“Para nosotros es un tema existencial porque el 26% de nuestro territorio está debajo del nivel del mar y casi el 60% es vulnerable a inundaciones. Es por eso que nos pusimos objetivos ambiciosos como alcanzar el 100% de energía sea sustentable para 2050, la emisión 0 de dióxido de carbono y un 100% de economía circular”, detalló.

 

“En Países Bajos tenemos autos eléctricos por todos lados, estaciones de servicio con cargadores y techos con paneles solares. Además hay otros ejemplos como el de la empresa Ocean Cleanup que se encarga de recolectar plástico en el océano, lo recicla, fabrica anteojos de sol e incluso le pone un código QR para identificar de dónde viene el plástico”, añadió.

 

Sobre la problamática del agua, aseguró que “realizamos acuerdos con distintos sectores para bajar emisiones o subir la tasa de energía sustentable. Nos apoyamos en los amplios consensos. Por ejemplo, si un campo está inundado su dueño no le va a tirar el agua al de al lado, sino que van a intentar solucionarlo juntos”, ejemplificó.

 

En ese marco, añadió que “cerca de dos años atrás el país tuvo un punto de inflexión e hizo una transformación radical donde aparecieron los paneles solares, autos eléctricos y demás. A largo plazo pensamos en el 2050, pero para 2030 tenemos que tener un 50% de energía sustentable y circular”.

 

“Para nosotros es muy preocupante, en un informe reciente de nuestro servicio meteorológico se llegó a la conclusión de que si el mundo sigue así para 2100 el nivel de los océanos aumentará 1,2 metros y 2 metros para 2300, lo que para Países Bajos significaría dejar de ser los Países Bajos para convertirse en los “países muy bajos” o para bucear. Tenemos que cambiar para sobrevivir. Tenemos programas como el Green Deal con objetivos muy ambiciosos. No podemos cambiar solos el clima, pero sí podemos hacerlo en conjunto”, aseveró.

 

La preocupación por la variante Ómicron despertó la alarma en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Los contagios aumentaron fuertemente en las últimas semanas y los casos detectados de la nueva cepa hicieron que gran parte de los países volvieran a aplicar restricciones. Al respecto, Nieuwenkamp dijo que “es una cepa preocupante” y aunque se mostró confiado en que Países Bajos tiene “una tasa de vacunación muy alta en el orden del 85%”, reconoció que es “importante persuadir a la gente para que se vacune”.


Noticias relacionadas

El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


El gobierno se juega la carta más fuerte ante el FMI en una carrera contra el tiempo


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


La inflación imparable de todos los meses: proyectan que será del 3,1% en noviembre


Economía argentina
Mercados
Países Bajos
Inversiones

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.