El empresario farmacéutico Hugo Sigman demandó por 20 millones de pesos (que prometió donar a un hospital público) a la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich por haber declarado en medios de comunicación y redes sociales que era una suerte de intermediario para el pago de “retornos” del laboratorio Pfizer para la compra de vacunas contra el Covid-19.

Sigman inició la demanda civil en procura de “la indemnización de los daños y perjuicios sufridos por el suscripto como consecuencia de las infundadas, ilegítimas y agraviantes manifestaciones públicas formuladas por ella ante distintos medios de comunicación y en las redes sociales los días 23, 24 y 25 de mayo de 2021”.

“Solicito se condene a la demandada al pago de la suma de 20 millones de pesos o lo que en más o menos resulte de la prueba a producirse, con más intereses, suma que desde ya manifiesto que será donada íntegramente a la Asociación Cooperadora del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez

”, sostiene la demanda de Sigman.

El empresario, dueño del laboratorio Mabxience, a través del cual se celebró el acuerdo para la provisión de vacunas de AstraZeneca, denunció que Bullrich encabezó un “plan sistemático de desprestigio” en su contra.

La ex ministra y el empresario concurrieron el 16 de julio pasado a una Mediación Prejudicial Obligatoria, que se cerró sin acuerdo entre las partes, por lo que quedó despejado el camino de la demanda. La causa quedó registrada con el número 068202/2021 y tramita con “reserva de actuaciones” (el expediente no es de acceso público) ante el juzgado en lo Civil número 32, a cargo del juez Eduardo Caruso.

Según consignó una consultora de medios mencionada en la demanda, “en un período de tan sólo 65 días, Hugo Sigman fue mencionado en 250 artículos, que alcanzaron a una audiencia de más de 52 millones de vistas”.

“La cobertura estuvo asociada a términos con una connotación innegablemente negativa: Soborno/Coima/Retorno (934 menciones), Denuncia (662 menciones), Intermediario (481 menciones) y Corrupción (124 menciones)”.

Pero además, “Sigman fue mencionado en más de 30.000 posteos, que alcanzaron a una audiencia de más de 2 millones de vistas, y que a su vez, incluyeron palabras como Soborno/Coimas (2.663 veces) y Denuncia (2.806 veces). Los principales artículos mencionados (donde aparece Sigman ligado a conceptos como Soborno, Coima y Denuncia) fueron amplificados en Twitter por usuarios de renombre”, añade la presentación.

El empresario prometió: “voy a ser inflexible con este tipo de actitudes, pues entiendo que, al proteger mis derechos estoy fortaleciendo nuestra democracia, construyendo valores y protegiendo el estado de derecho”.

“El accionar de Bullrich no sólo me daña de manera directa, sino que también lesiona la lucha contra la corrupción y por ende, me afecta como ciudadano”, añadió.

Bullrich denunció en entrevistas con medios audiovisuales y en redes sociales que “funcionarios del Ministerio de Salud le habían pedido un retorno a Pfizer” y posteriormente planteó la existencia de una “matriz de negocios kirchnerista” por la cual el ex Ministro de Salud, Ginés González García, habría puesto como condición al laboratorio Pfizer para la compra de su vacuna contra el COVID-19, que debía producirse total o parcialmente en el país, utilizando a tal efecto un empresario previamente nominado, que es el mismo de AstraZeneca, Hugo Sigman”.

Usar un intermediario es la matriz de la corrupción K: poner un amigo que hace el trabajo sucio. Ese es el hecho de corrupción”, subrayó Bullrich.

Sigman también le reprochó a la ex ministra: “va más allá y me acusa –de manera indirecta- de homicida o cómplice de asesinato masivo. Ello en tanto me sindica como responsable de que el Estado Argentino no haya podido arribar a un acuerdo con Pfizer para la compra de vacunas, lo que hubiera evitado muchas de las más de 100.000 muertes ocurridas”.