Sarco: la cápsula que fue aprobada en Suiza para suicidarse sin asistencia


Sarco: la cápsula que fue aprobada en Suiza para suicidarse sin asistencia.

Las autoridades en Suiza aprobaron el uso de Sarco, una cápsula que permite a los usuarios administrar su propia muerte en cuestión de minutos. Fue diseñada y creada por el defensor de la eutanasia Philip Nitschke.

 

Al presionar un botón en el interior de la cápsula, la máquina se inunda con nitrógeno líquido, esto disminuye el nivel de oxígeno dentro de la cápsula, lo que hace que el usuario se sienta “ligeramente borracho” antes de caer inconsciente y, luego morir.

 

Antes de usar la máquina, los usuarios deben pasar una prueba monitoreada por inteligencia artificial, el objetivo es determinar su capacidad mental, aunque no se conocen en específico los detalles de la prueba. A través de esta evaluación se pretende demostrar que la persona está tomando la decisión consciente de terminar con su vida. Si no se pasa la prueba, no se abre la escotilla.

 

Sarco

 

Cualquier persona puede hacer funcionar “El Sarco”, ya que no requiere supervisión médica. Los planos pueden ser descargados por internet, las partes pueden imprimirse en una impresora 3D y el nitrógeno, elemento esencial para inducir la muerte, puede ser comprado legalmente.

 

“Los abogados neerlandeses nos han dicho que usar la máquina no es ilegal, porque aquí no es un delito acabar con tu propia vida. Solo proporciono los planos y las instrucciones en Internet, pero no doy instrucciones personales y no se requiere ayuda para operar la máquina. El usuario tiene el control total”, aseguró el creador Nitschke.

 

Una vez que el usuario está adentro de la máquina, tiene la opción de arrepentirse, porque ella viene equipada con una ventana de emergencia que se abre de inmediato cuando se la presiona, lo que permite que fluya el oxígeno hacia la máquina en segundos. Además, hay otro botón que se puede presionar en cualquier momento hasta antes de que pierdas el conocimiento.

 

 

 

Según Nitschke, el objetivo de la máquina es “permitir a los adultos racionales la opción de una muerte pacífica, electiva y legal en un ambiente elegante y con estilo”. Es apodado como el “Doctor Muerte”. Cree firmemente que las personas tienen derecho a decidir cómo mueren, sean pacientes terminales o no. Tiene una fundación Exit International en la cual defiende su pensamiento, además sacó publicaciones como el libro “The Paceful Pill (La pastilla tranquilizante), un manual para el suicido.

 


Noticias relacionadas

Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Eutanasia
Suiza
Tecnología
suicidio


Sarco: la cápsula que fue aprobada en Suiza para suicidarse sin asistencia.

Las autoridades en Suiza aprobaron el uso de Sarco, una cápsula que permite a los usuarios administrar su propia muerte en cuestión de minutos. Fue diseñada y creada por el defensor de la eutanasia Philip Nitschke.

 

Al presionar un botón en el interior de la cápsula, la máquina se inunda con nitrógeno líquido, esto disminuye el nivel de oxígeno dentro de la cápsula, lo que hace que el usuario se sienta “ligeramente borracho” antes de caer inconsciente y, luego morir.

 

Antes de usar la máquina, los usuarios deben pasar una prueba monitoreada por inteligencia artificial, el objetivo es determinar su capacidad mental, aunque no se conocen en específico los detalles de la prueba. A través de esta evaluación se pretende demostrar que la persona está tomando la decisión consciente de terminar con su vida. Si no se pasa la prueba, no se abre la escotilla.

 

Sarco

 

Cualquier persona puede hacer funcionar “El Sarco”, ya que no requiere supervisión médica. Los planos pueden ser descargados por internet, las partes pueden imprimirse en una impresora 3D y el nitrógeno, elemento esencial para inducir la muerte, puede ser comprado legalmente.

 

“Los abogados neerlandeses nos han dicho que usar la máquina no es ilegal, porque aquí no es un delito acabar con tu propia vida. Solo proporciono los planos y las instrucciones en Internet, pero no doy instrucciones personales y no se requiere ayuda para operar la máquina. El usuario tiene el control total”, aseguró el creador Nitschke.

 

Una vez que el usuario está adentro de la máquina, tiene la opción de arrepentirse, porque ella viene equipada con una ventana de emergencia que se abre de inmediato cuando se la presiona, lo que permite que fluya el oxígeno hacia la máquina en segundos. Además, hay otro botón que se puede presionar en cualquier momento hasta antes de que pierdas el conocimiento.

 

 

 

Según Nitschke, el objetivo de la máquina es “permitir a los adultos racionales la opción de una muerte pacífica, electiva y legal en un ambiente elegante y con estilo”. Es apodado como el “Doctor Muerte”. Cree firmemente que las personas tienen derecho a decidir cómo mueren, sean pacientes terminales o no. Tiene una fundación Exit International en la cual defiende su pensamiento, además sacó publicaciones como el libro “The Paceful Pill (La pastilla tranquilizante), un manual para el suicido.

 


Noticias relacionadas

Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Eutanasia
Suiza
Tecnología
suicidio

Otras noticias


Sarco: la cápsula que fue aprobada en Suiza para suicidarse sin asistencia.

Las autoridades en Suiza aprobaron el uso de Sarco, una cápsula que permite a los usuarios administrar su propia muerte en cuestión de minutos. Fue diseñada y creada por el defensor de la eutanasia Philip Nitschke.

 

Al presionar un botón en el interior de la cápsula, la máquina se inunda con nitrógeno líquido, esto disminuye el nivel de oxígeno dentro de la cápsula, lo que hace que el usuario se sienta “ligeramente borracho” antes de caer inconsciente y, luego morir.

 

Antes de usar la máquina, los usuarios deben pasar una prueba monitoreada por inteligencia artificial, el objetivo es determinar su capacidad mental, aunque no se conocen en específico los detalles de la prueba. A través de esta evaluación se pretende demostrar que la persona está tomando la decisión consciente de terminar con su vida. Si no se pasa la prueba, no se abre la escotilla.

 

Sarco

 

Cualquier persona puede hacer funcionar “El Sarco”, ya que no requiere supervisión médica. Los planos pueden ser descargados por internet, las partes pueden imprimirse en una impresora 3D y el nitrógeno, elemento esencial para inducir la muerte, puede ser comprado legalmente.

 

“Los abogados neerlandeses nos han dicho que usar la máquina no es ilegal, porque aquí no es un delito acabar con tu propia vida. Solo proporciono los planos y las instrucciones en Internet, pero no doy instrucciones personales y no se requiere ayuda para operar la máquina. El usuario tiene el control total”, aseguró el creador Nitschke.

 

Una vez que el usuario está adentro de la máquina, tiene la opción de arrepentirse, porque ella viene equipada con una ventana de emergencia que se abre de inmediato cuando se la presiona, lo que permite que fluya el oxígeno hacia la máquina en segundos. Además, hay otro botón que se puede presionar en cualquier momento hasta antes de que pierdas el conocimiento.

 

 

 

Según Nitschke, el objetivo de la máquina es “permitir a los adultos racionales la opción de una muerte pacífica, electiva y legal en un ambiente elegante y con estilo”. Es apodado como el “Doctor Muerte”. Cree firmemente que las personas tienen derecho a decidir cómo mueren, sean pacientes terminales o no. Tiene una fundación Exit International en la cual defiende su pensamiento, además sacó publicaciones como el libro “The Paceful Pill (La pastilla tranquilizante), un manual para el suicido.

 


Noticias relacionadas

Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Eutanasia
Suiza
Tecnología
suicidio


Sarco: la cápsula que fue aprobada en Suiza para suicidarse sin asistencia.

Las autoridades en Suiza aprobaron el uso de Sarco, una cápsula que permite a los usuarios administrar su propia muerte en cuestión de minutos. Fue diseñada y creada por el defensor de la eutanasia Philip Nitschke.

 

Al presionar un botón en el interior de la cápsula, la máquina se inunda con nitrógeno líquido, esto disminuye el nivel de oxígeno dentro de la cápsula, lo que hace que el usuario se sienta “ligeramente borracho” antes de caer inconsciente y, luego morir.

 

Antes de usar la máquina, los usuarios deben pasar una prueba monitoreada por inteligencia artificial, el objetivo es determinar su capacidad mental, aunque no se conocen en específico los detalles de la prueba. A través de esta evaluación se pretende demostrar que la persona está tomando la decisión consciente de terminar con su vida. Si no se pasa la prueba, no se abre la escotilla.

 

Sarco

 

Cualquier persona puede hacer funcionar “El Sarco”, ya que no requiere supervisión médica. Los planos pueden ser descargados por internet, las partes pueden imprimirse en una impresora 3D y el nitrógeno, elemento esencial para inducir la muerte, puede ser comprado legalmente.

 

“Los abogados neerlandeses nos han dicho que usar la máquina no es ilegal, porque aquí no es un delito acabar con tu propia vida. Solo proporciono los planos y las instrucciones en Internet, pero no doy instrucciones personales y no se requiere ayuda para operar la máquina. El usuario tiene el control total”, aseguró el creador Nitschke.

 

Una vez que el usuario está adentro de la máquina, tiene la opción de arrepentirse, porque ella viene equipada con una ventana de emergencia que se abre de inmediato cuando se la presiona, lo que permite que fluya el oxígeno hacia la máquina en segundos. Además, hay otro botón que se puede presionar en cualquier momento hasta antes de que pierdas el conocimiento.

 

 

 

Según Nitschke, el objetivo de la máquina es “permitir a los adultos racionales la opción de una muerte pacífica, electiva y legal en un ambiente elegante y con estilo”. Es apodado como el “Doctor Muerte”. Cree firmemente que las personas tienen derecho a decidir cómo mueren, sean pacientes terminales o no. Tiene una fundación Exit International en la cual defiende su pensamiento, además sacó publicaciones como el libro “The Paceful Pill (La pastilla tranquilizante), un manual para el suicido.

 


Noticias relacionadas

Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Shock en Italia: autorizan por primera vez el suicidio asistido a un tetrapléjico de 43 años


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Finalmente la justicia colombiana autorizó la eutanasia a una paciente con ELA


Eutanasia
Suiza
Tecnología
suicidio

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.