Los que menos disfrutan las Fiestas ¿cómo evitar el sufrimiento que generan los fuegos artificiales en las mascotas?

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales

Miedo de mascotas ante fuegos artificiales

Con una capacidad auditiva superior a la de los humanos, las mascotas son quienes más sufren los fuertes ruidos. A través de su segundo sentido más desarrollado, son capaces de percibir frecuencias sonoras hasta 2,5 veces superiores a las que percibe el oído de cualquier persona. 

Es por esto que, en los días más festivos del año, el sufrimiento de los animales puede aparecer y ser muy significativo. Mientras que algunos solo perciben miedo -una emoción normal que protege al animal del peligro-, leve o moderado como una respuesta adaptativa, muchos otros demuestran su fobia como respuesta desproporcionada a los estímulos. Esto significa que en lugar de acostumbrarse a la pirotecnia y recuperar rápidamente la tranquilidad, pueden presentar signos -taquicardia, intento de huida, esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores, aullidos, llantos, intranquilidad o paralización, vigilancia aumentada– por más tiempo o manifestarlos con mucha intensidad.

Para evitar este sufrimiento es necesario saber actuar de la manera correcta. Mientras que muchos recurren al uso de sedantes, sin siquiera consultar, veterinarios explican que esto no resuelve el problema. “La acepromacina que es un fármaco mal utilizado durante estas fechas ya que genera una deficiencia de la respuesta motora de la mascota pero no disminuye de la misma forma la percepción sensorial del paciente, generando un aumento del estado de ansiedad. Dado que este fármaco cuenta con una serie de efectos secundarios como ser: hipotermia, hipotensión, sedación prolongada,  e incluso puede provocar una conducta agresiva, debe utilizarse bajo supervisión o indicación veterinaria.”, explica Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.

 

Para evitar que las mascotas sufran un mal momento, lo adecuado sería tomar medidas preventivas:

 

  • Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse.
  • Reproducir ruidos apaciguantes de fondo para enmascarar los estallidos.
  • De ser posible, no dejarla sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
  • No intentar reconfortarlo, actuar con normalidad.
  • Consultar con tu veterinario de cabecera sobre el uso de feromonas u otros moduladores de la ansiedad.

 

“En mi experiencia, si bien no es alto el porcentaje de mascotas que resultan heridas por la pirotecnia en sí misma, si se presentan perros con múltiples heridas por atravesar ventanales, con lesiones por romper puertas y otro tipo de traumatismos. Por eso, el primer paso como humanos responsables es evitar el uso de la pirotecnia durante las fiestas, es la manera más sencilla de prevenir y evitar el sufrimiento de quienes más nos cuidan cada día”, finaliza Tamara Cursach, Jefe de Comunicación Científica e Investigación de Vitalcan.


Noticias relacionadas


Golpes de calor en las mascotas: ¿cómo prevenirlos?



Condenaron a un británico a cinco años de cárcel por acuchillar a 16 gatos


mascotas
Fuegos artificiales