Elisa Carrió fue sobreseída en una denuncia impulsada por el kirchnerismo por el festejo de su cumpleaños 64 en una fiesta repleta de referentes opositores en su casa de Exaltación de la Cruz en diciembre de 2020, en medio de la pandemia. El juzgado federal de Campana, a cargo de Adrián González Charvay, determinó que la exdiputada no violó las medidas sanitarias al celebrar ese evento.

La denuncia contra Carrió había sido impulsada por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, una figura habitual de los tribunales federales, luego de una serie de posteos de dirigentes kirchneristas que acusaban a Lilita de incumplir la cuarentena en su celebración. Uno de ellos fue Aníbal Fernández, meses después designado ministro de Seguridad, que en Twitter mostró a Carrió con un sombrero de mariachi y escribió: “Por qué Clarín no se hace eco dell cumpleaños de Carrió con 70 comensales en violación de las normas del ASPO”.

Desde el kirchnerismo se intentó equiparar el cumpleaños de Carrió con el la primera dama Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos en julio de 2020, cuando regían las medidas más estrictas de la cuarentena y casi no se podía circular sin permiso.

En efecto, la denuncia fue presentada días después de que el escándalo por las fotos y videos de la celebración VIP en la residencia presidencial había salido a la luz, generando una respuesta oficial del propio Alberto Fernández. “El 14 de julio mi querida Fabiola convocó a una reunión, a un brindis, que no debió haberse hecho. Me doy cuenta que no debió haberse hecho y lamento que haya ocurrido”, se defendió el Presidente.

Lo más llamativo fue que la propia Coalición Cívica, partido fundado por Carrió, se adelantó a la denuncia K y emitió un comunicado dando detalles de la situación. “Respecto a la reunión realizada del 26 de diciembre de 2020 con motivo del cumpleaños de Elisa Carrió, y ante comentarios equivocados o malintencionados que se difundieron, se aclara que este encuentro fue realizado al aire libre, en respeto de todos los protocolos sanitarios y medidas preventivas, lo que fue publicado en su oportunidad por los distintos medios de comunicación”, explicaron.

Ahora la Justicia les dio la razón y sobreseyó a Carrió al considerar que “su accionar no constituyó delito”.

De acuerdo al fallo, al que tuvo acceso Clarín, “a fines del año 2020, hubo una apertura progresiva de distintos aspectos que hacen a la vida social. Así, a medida que finalizaba el año, cada vez era mayor el número de actividades habilitadas por las autoridades sanitarias, como lo fue la gastronomía en lugares con ventilación natural, reuniones sociales en lugares cerrados con protocolos, entre otras tantas”.

Fotos del cumpleaños de Carrió en su casa de Exaltación de la Cruz. Larreta, Prat-Gay y Barletta, entre los invitados.

Fotos del cumpleaños de Carrió en su casa de Exaltación de la Cruz. Larreta, Prat-Gay y Barletta, entre los invitados.

“En esta línea, no puede dejarse de lado que, para ese entonces, se había decretado el fin del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio en todas las provincias del país, las que pasarían a una modalidad más laxa en cuanto a medidas sanitarias, denominada Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio”, sigue el documento.

La Justicia de Campana destaca, además, que diferentes medios, entre ellos el diario oficialista Página/12 daban cuenta de la habilitación de fiestas al aire libre para más de 100 personas.

“A mediados de diciembre de 2020, diversos portales de noticias se hacían eco de inminentes habilitaciones para fiestas de hasta 200 personas al aire libre ‘con protocolos, distanciamiento y un 30 por ciento del aforo del espacio permitido'”, marca. Ese fue uno de los argumentos de la defensa de Carrió, que adujeron que el festejo en la vivienda de la diputada de hizo en todo momento al aire libre y que además se les pidió PCR negativo a todos los invitados.

La denuncia apuntaba que Carrió había organizado su cumpleaños “en su casa de Capilla del Señor en la que hubo unos setenta (70) invitados, folklore, mariachis y ningún tipo de distanciamiento social ni protocolo”. El denunciante además pidió, en una ampliación de la denuncia, que se investigara a todos los políticos invitados.

Entre los mencionados estaban: Horacio Rodríguez Larreta, Maximiliano Ferraro, Elisa Carca, Juan Manuel López, Lucila Lehmann, Diego Santilli, Agustín Forchieri, Carmen Polledo, Mario Negri, Atilio Benedetti,Mario Barletta, Adrián Pérez , Alfonso Prat-Gay, Daniel Salvador, Pablo Torello, Pedro Lacoste, Fernando Sánchez , Mario Quintana, Héctor “Toty” Flores, Paula Oliveto, Mariana Zuvic, Mónica Frade, Marcela Campagnoli, Lucila Lehmann y Mariana Stilman, además de “toda otra persona cuya presencia surja de la presente investigación”.

“A esto, debe sumarse que las medidas sanitarias en ese entonces eran muy variantes, en tanto los decretos y resoluciones que se publicaban cada catorce días normalmente iban modificando el panorama, y como se dijo, escalonadamente realizaban diferentes aperturas. Es por ello que, el contexto normativo y social arriba descripto, me lleva a analizar, con la razonabilidad propia de esta instancia, que en el caso concreto Elisa Carrió efectivamente pudo haber interpretado que su obrar se encontraba habilitado por la normativa vigente”, marca el fallo.

Otro dato que tuvo en consideración la Justicia fue que la propia Carrió notificó a la intendencia de Exaltación de la Cruz, a cargo de Javier Iguacel, sobre el evento social y en ningun momento se intentó mantener en secreto.

“Ha de destacarse que el evento no fue ocultado, sino por el contrario, diversos medios de comunicación lo anunciaron, publicando allí fotografías del evento realizado; siendo que incluso el mismo denunciante ha tomado conocimiento del evento por medio de publicaciones periodísticas que adjuntó a su presentación”, marca la sentencia.


Otra foto del cumpleaños de Carrió

Para la Justicia, Carrió interpretó que “su obrar era ajustado a la normativa vigente, en tanto, de considerarlo ilícito, lo presumible hubiera sido que intentara no hacerlo público”.

“Que, si bien es cierto que la ley se presume conocida por todos, y no se puede alegar como excusa su error o ignorancia, lo cierto es que, bajo el principio de razonabilidad, de un análisis de la normativa ut supra referida, las constantes aperturas de las medidas sanitarias vigentes en ese entonces, y del contexto social al momento del hecho, me permiten tener por cierta la versión brindada por la nombrada”, agregó el juzgado federal de Campana.

“Por primera vez sentí ‘me quiero ir de este país”

La denuncia por la celebración de su cumpleaños generó un duro descargo de Carrió que manifestó que había sentido, por primera vez, ganas de dejar la Argentina. 

“Por primera vez en mi vida sentí: ‘Me quiero ir de este país’. Me dio mucha tristeza por nuestra nación y por mí misma”, sostuvo en diálogo con radio Mitre horas despues de ser denunciada. “Si alguien cumplió estrictamente la cuarentena dictada por el Gobierno fui yo”, se defendió.

La lider de la Coalición Cívica salió en su momento a contestar las acusaciones del kirchnerismo y, entre otros, de Santiago Cafiero, entonces jefe de Gabinete de ministros de Alberto Fernández. “Estamos esperando sus disculpas”, dijo.

“Todavía no escuchamos las disculpas ni de Carrió, ni de (Mario) Negri, ni de (Diego) Santilli, ni de (Horacio Rodríguez) Larreta por participar de un evento social no permitido”, sostuvo el ahora Canciller.

Mario Negri, titular del bloque de diputados de la UCR, lo cruzó. “Hay que tener cara de piedra para hablar. ¿Qué le voy a contestar? Es insignificante y no se pueden comparar. ¿Nos pide que nos disculpemos nosotros de algo que no existió?”, lanzó y contó que todos los invitados se hisoparon antes de ingresar al cumpleaños que fue al aire libre.

“En esa fecha (Axel) Kicillof casi en malla iba a Pinamar y decía ‘volvieron las vacaciones’ con todo el furor”, ironizó en su momento. 



Source link