Alarma en Reino Unido: récord de casos diarios de coronavirus ante la expansión de Ómicron por toda Europa

Coronavirus en Reino Unido. AGENCIA EFE

Reino Unido registró el récord de casos diarios de coronavirus desde el inicio de la pandemia, en momentos donde se prevé que la variante Ómicron avance con gran rapidez y desde mediados de enero desplace a la Delta como la dominante en Europa.

Las autoridades británicas informaron 78.610 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una marca que supera la anterior de 68.053 reportada el 8 de enero de este año, en plena expansión de la variante Alfa.

Del balance conocido, 4.671 casos son de Ómicron, por lo que el total de positivos confirmados en el Reino Unido de esta mutación alcanzó en pocos días los 10.017, cifras que reafirman las primeras hipótesis sobre la velocidad de su propagación.

Lo que pasa en la isla no es una excepción y se espera que se replique en todo el continente a tal punto que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que se espera que la variante sea la dominante en Europa a mediados de enero.

La líder del bloque habló en el Parlamento Europeo sobre el stock de vacunas con el que cuentan, en un intento de llevar tranquilidad ante los temores de que el coronavirus vuelva a arruinar las fiestas por segundo año consecutivo.

Con menos diplomacia política y más rigurosidad científica, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) consideró que es “muy probable” que Ómicron cause más hospitalizaciones y muertes que la actual cepa dominante, la Delta.

El organismo también señaló que ya existe transmisión comunitaria de Ómicron en el continente, y, al igual que Von der Leyen, espera “un nuevo y rápido aumento de los casos en los próximos dos meses”.

A diez días de la Navidad, el ECDC llamó a reintroducir acciones “fuertes” y “urgentes” frente al rápido avance de la variante, entre ellas la vuelta al teletrabajo y una mayor prudencia en las celebraciones de fin de año.

Italia avanzó esta semana en esa dirección al exigir test negativos a visitantes vacunados, lo que generó temores de que tales medidas limiten la libertad de movimiento justo cuando muchos europeos viajan para ver a sus seres queridos.

 

En la misma línea, Portugal adoptó una restricción el 1° de diciembre, al requerir un test negativo de Covid-19 a los pasajeros de todos los vuelos que lleguen al país, incluso para quienes tengan certificados de vacunación e independientemente de su origen o nacionalidad.

Pero un endurecimiento de las medidas sanitarias puede ser difícil de implementar en algunas zonas de Europa tras casi dos años de pandemia.

En Alemania, la policía realizó un operativo en Dresde (Sajonia), feudo del movimiento antirrestricciones y de la extrema derecha, luego de amenazas de muerte proferidas en Telegram contra el ministro-presidente regional, Michael Kretschmer.

Ante el Parlamento, el nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que su país se “defenderá” contra una “minoría de extremistas” antivacunas, informó la agencia de noticias AFP.

Para hacer frente a la nueva ola, varios países europeos iniciaron la vacunación en niños de entre 5 y 11 años mientras que otros se preparan para hacerlo en los próximos días o están a la espera de indicaciones de sus órganos reguladores, en un esfuerzo por hacer frente al resurgimiento de la pandemia y mantener las escuelas abiertas.

España, Dinamarca, Grecia, Hungría, Austria y varios estados de Alemania, entre ellos Berlín, iniciaron la inmunización de niños menores de 12 años, el grupo de edad actualmente más afectado por los contagios, para el que la agencia de medicamentos europea autorizó a finales de noviembre la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Como en otros momentos de la pandemia, existe la posibilidad de lo que pasa hoy en Europa, con la combinación de las variantes Ómicron y Delta, se repita en otras regiones del planeta.

De acuerdo a datos difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la última semana las Américas reportaron más de 926.000 nuevas infecciones de Covid, un aumento del 18,4% en los casos con respecto a las semanas anteriores.

El resurgimiento de casos se registró en particular en Estados Unidos y Canadá, así como en Panamá, donde se verificó un aumento “constante” de los contagios en el último mes, y también en Ecuador, Paraguay, Uruguay y Trinidad y Tobago.

Ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la propagación sin precedentes de la Ómicron, notificada ya en 77 países pero probablemente presente en muchos más

“Aunque Ómicron provoque enfermedades menos graves, el número de casos podría de nuevo desbordar los sistemas sanitarios que no están preparados”, explicó el director general de la agencia sanitaria de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Noticias relacionadas

Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Coronavirus

Reino Unido

Variante Ómicron

Coronavirus en Reino Unido. AGENCIA EFE

Reino Unido registró el récord de casos diarios de coronavirus desde el inicio de la pandemia, en momentos donde se prevé que la variante Ómicron avance con gran rapidez y desde mediados de enero desplace a la Delta como la dominante en Europa.

Las autoridades británicas informaron 78.610 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una marca que supera la anterior de 68.053 reportada el 8 de enero de este año, en plena expansión de la variante Alfa.

Del balance conocido, 4.671 casos son de Ómicron, por lo que el total de positivos confirmados en el Reino Unido de esta mutación alcanzó en pocos días los 10.017, cifras que reafirman las primeras hipótesis sobre la velocidad de su propagación.

Lo que pasa en la isla no es una excepción y se espera que se replique en todo el continente a tal punto que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que se espera que la variante sea la dominante en Europa a mediados de enero.

La líder del bloque habló en el Parlamento Europeo sobre el stock de vacunas con el que cuentan, en un intento de llevar tranquilidad ante los temores de que el coronavirus vuelva a arruinar las fiestas por segundo año consecutivo.

Con menos diplomacia política y más rigurosidad científica, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) consideró que es “muy probable” que Ómicron cause más hospitalizaciones y muertes que la actual cepa dominante, la Delta.

El organismo también señaló que ya existe transmisión comunitaria de Ómicron en el continente, y, al igual que Von der Leyen, espera “un nuevo y rápido aumento de los casos en los próximos dos meses”.

A diez días de la Navidad, el ECDC llamó a reintroducir acciones “fuertes” y “urgentes” frente al rápido avance de la variante, entre ellas la vuelta al teletrabajo y una mayor prudencia en las celebraciones de fin de año.

Italia avanzó esta semana en esa dirección al exigir test negativos a visitantes vacunados, lo que generó temores de que tales medidas limiten la libertad de movimiento justo cuando muchos europeos viajan para ver a sus seres queridos.

 

En la misma línea, Portugal adoptó una restricción el 1° de diciembre, al requerir un test negativo de Covid-19 a los pasajeros de todos los vuelos que lleguen al país, incluso para quienes tengan certificados de vacunación e independientemente de su origen o nacionalidad.

Pero un endurecimiento de las medidas sanitarias puede ser difícil de implementar en algunas zonas de Europa tras casi dos años de pandemia.

En Alemania, la policía realizó un operativo en Dresde (Sajonia), feudo del movimiento antirrestricciones y de la extrema derecha, luego de amenazas de muerte proferidas en Telegram contra el ministro-presidente regional, Michael Kretschmer.

Ante el Parlamento, el nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que su país se “defenderá” contra una “minoría de extremistas” antivacunas, informó la agencia de noticias AFP.

Para hacer frente a la nueva ola, varios países europeos iniciaron la vacunación en niños de entre 5 y 11 años mientras que otros se preparan para hacerlo en los próximos días o están a la espera de indicaciones de sus órganos reguladores, en un esfuerzo por hacer frente al resurgimiento de la pandemia y mantener las escuelas abiertas.

España, Dinamarca, Grecia, Hungría, Austria y varios estados de Alemania, entre ellos Berlín, iniciaron la inmunización de niños menores de 12 años, el grupo de edad actualmente más afectado por los contagios, para el que la agencia de medicamentos europea autorizó a finales de noviembre la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Como en otros momentos de la pandemia, existe la posibilidad de lo que pasa hoy en Europa, con la combinación de las variantes Ómicron y Delta, se repita en otras regiones del planeta.

De acuerdo a datos difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la última semana las Américas reportaron más de 926.000 nuevas infecciones de Covid, un aumento del 18,4% en los casos con respecto a las semanas anteriores.

El resurgimiento de casos se registró en particular en Estados Unidos y Canadá, así como en Panamá, donde se verificó un aumento “constante” de los contagios en el último mes, y también en Ecuador, Paraguay, Uruguay y Trinidad y Tobago.

Ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la propagación sin precedentes de la Ómicron, notificada ya en 77 países pero probablemente presente en muchos más

“Aunque Ómicron provoque enfermedades menos graves, el número de casos podría de nuevo desbordar los sistemas sanitarios que no están preparados”, explicó el director general de la agencia sanitaria de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Noticias relacionadas

Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Coronavirus

Reino Unido

Variante Ómicron

Otras noticias

Coronavirus en Reino Unido. AGENCIA EFE

Reino Unido registró el récord de casos diarios de coronavirus desde el inicio de la pandemia, en momentos donde se prevé que la variante Ómicron avance con gran rapidez y desde mediados de enero desplace a la Delta como la dominante en Europa.

Las autoridades británicas informaron 78.610 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una marca que supera la anterior de 68.053 reportada el 8 de enero de este año, en plena expansión de la variante Alfa.

Del balance conocido, 4.671 casos son de Ómicron, por lo que el total de positivos confirmados en el Reino Unido de esta mutación alcanzó en pocos días los 10.017, cifras que reafirman las primeras hipótesis sobre la velocidad de su propagación.

Lo que pasa en la isla no es una excepción y se espera que se replique en todo el continente a tal punto que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que se espera que la variante sea la dominante en Europa a mediados de enero.

La líder del bloque habló en el Parlamento Europeo sobre el stock de vacunas con el que cuentan, en un intento de llevar tranquilidad ante los temores de que el coronavirus vuelva a arruinar las fiestas por segundo año consecutivo.

Con menos diplomacia política y más rigurosidad científica, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) consideró que es “muy probable” que Ómicron cause más hospitalizaciones y muertes que la actual cepa dominante, la Delta.

El organismo también señaló que ya existe transmisión comunitaria de Ómicron en el continente, y, al igual que Von der Leyen, espera “un nuevo y rápido aumento de los casos en los próximos dos meses”.

A diez días de la Navidad, el ECDC llamó a reintroducir acciones “fuertes” y “urgentes” frente al rápido avance de la variante, entre ellas la vuelta al teletrabajo y una mayor prudencia en las celebraciones de fin de año.

Italia avanzó esta semana en esa dirección al exigir test negativos a visitantes vacunados, lo que generó temores de que tales medidas limiten la libertad de movimiento justo cuando muchos europeos viajan para ver a sus seres queridos.

 

En la misma línea, Portugal adoptó una restricción el 1° de diciembre, al requerir un test negativo de Covid-19 a los pasajeros de todos los vuelos que lleguen al país, incluso para quienes tengan certificados de vacunación e independientemente de su origen o nacionalidad.

Pero un endurecimiento de las medidas sanitarias puede ser difícil de implementar en algunas zonas de Europa tras casi dos años de pandemia.

En Alemania, la policía realizó un operativo en Dresde (Sajonia), feudo del movimiento antirrestricciones y de la extrema derecha, luego de amenazas de muerte proferidas en Telegram contra el ministro-presidente regional, Michael Kretschmer.

Ante el Parlamento, el nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que su país se “defenderá” contra una “minoría de extremistas” antivacunas, informó la agencia de noticias AFP.

Para hacer frente a la nueva ola, varios países europeos iniciaron la vacunación en niños de entre 5 y 11 años mientras que otros se preparan para hacerlo en los próximos días o están a la espera de indicaciones de sus órganos reguladores, en un esfuerzo por hacer frente al resurgimiento de la pandemia y mantener las escuelas abiertas.

España, Dinamarca, Grecia, Hungría, Austria y varios estados de Alemania, entre ellos Berlín, iniciaron la inmunización de niños menores de 12 años, el grupo de edad actualmente más afectado por los contagios, para el que la agencia de medicamentos europea autorizó a finales de noviembre la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Como en otros momentos de la pandemia, existe la posibilidad de lo que pasa hoy en Europa, con la combinación de las variantes Ómicron y Delta, se repita en otras regiones del planeta.

De acuerdo a datos difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la última semana las Américas reportaron más de 926.000 nuevas infecciones de Covid, un aumento del 18,4% en los casos con respecto a las semanas anteriores.

El resurgimiento de casos se registró en particular en Estados Unidos y Canadá, así como en Panamá, donde se verificó un aumento “constante” de los contagios en el último mes, y también en Ecuador, Paraguay, Uruguay y Trinidad y Tobago.

Ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la propagación sin precedentes de la Ómicron, notificada ya en 77 países pero probablemente presente en muchos más

“Aunque Ómicron provoque enfermedades menos graves, el número de casos podría de nuevo desbordar los sistemas sanitarios que no están preparados”, explicó el director general de la agencia sanitaria de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Noticias relacionadas

Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Coronavirus

Reino Unido

Variante Ómicron

Coronavirus en Reino Unido. AGENCIA EFE

Reino Unido registró el récord de casos diarios de coronavirus desde el inicio de la pandemia, en momentos donde se prevé que la variante Ómicron avance con gran rapidez y desde mediados de enero desplace a la Delta como la dominante en Europa.

Las autoridades británicas informaron 78.610 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una marca que supera la anterior de 68.053 reportada el 8 de enero de este año, en plena expansión de la variante Alfa.

Del balance conocido, 4.671 casos son de Ómicron, por lo que el total de positivos confirmados en el Reino Unido de esta mutación alcanzó en pocos días los 10.017, cifras que reafirman las primeras hipótesis sobre la velocidad de su propagación.

Lo que pasa en la isla no es una excepción y se espera que se replique en todo el continente a tal punto que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que se espera que la variante sea la dominante en Europa a mediados de enero.

La líder del bloque habló en el Parlamento Europeo sobre el stock de vacunas con el que cuentan, en un intento de llevar tranquilidad ante los temores de que el coronavirus vuelva a arruinar las fiestas por segundo año consecutivo.

Con menos diplomacia política y más rigurosidad científica, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) consideró que es “muy probable” que Ómicron cause más hospitalizaciones y muertes que la actual cepa dominante, la Delta.

El organismo también señaló que ya existe transmisión comunitaria de Ómicron en el continente, y, al igual que Von der Leyen, espera “un nuevo y rápido aumento de los casos en los próximos dos meses”.

A diez días de la Navidad, el ECDC llamó a reintroducir acciones “fuertes” y “urgentes” frente al rápido avance de la variante, entre ellas la vuelta al teletrabajo y una mayor prudencia en las celebraciones de fin de año.

Italia avanzó esta semana en esa dirección al exigir test negativos a visitantes vacunados, lo que generó temores de que tales medidas limiten la libertad de movimiento justo cuando muchos europeos viajan para ver a sus seres queridos.

 

En la misma línea, Portugal adoptó una restricción el 1° de diciembre, al requerir un test negativo de Covid-19 a los pasajeros de todos los vuelos que lleguen al país, incluso para quienes tengan certificados de vacunación e independientemente de su origen o nacionalidad.

Pero un endurecimiento de las medidas sanitarias puede ser difícil de implementar en algunas zonas de Europa tras casi dos años de pandemia.

En Alemania, la policía realizó un operativo en Dresde (Sajonia), feudo del movimiento antirrestricciones y de la extrema derecha, luego de amenazas de muerte proferidas en Telegram contra el ministro-presidente regional, Michael Kretschmer.

Ante el Parlamento, el nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que su país se “defenderá” contra una “minoría de extremistas” antivacunas, informó la agencia de noticias AFP.

Para hacer frente a la nueva ola, varios países europeos iniciaron la vacunación en niños de entre 5 y 11 años mientras que otros se preparan para hacerlo en los próximos días o están a la espera de indicaciones de sus órganos reguladores, en un esfuerzo por hacer frente al resurgimiento de la pandemia y mantener las escuelas abiertas.

España, Dinamarca, Grecia, Hungría, Austria y varios estados de Alemania, entre ellos Berlín, iniciaron la inmunización de niños menores de 12 años, el grupo de edad actualmente más afectado por los contagios, para el que la agencia de medicamentos europea autorizó a finales de noviembre la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Como en otros momentos de la pandemia, existe la posibilidad de lo que pasa hoy en Europa, con la combinación de las variantes Ómicron y Delta, se repita en otras regiones del planeta.

De acuerdo a datos difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la última semana las Américas reportaron más de 926.000 nuevas infecciones de Covid, un aumento del 18,4% en los casos con respecto a las semanas anteriores.

El resurgimiento de casos se registró en particular en Estados Unidos y Canadá, así como en Panamá, donde se verificó un aumento “constante” de los contagios en el último mes, y también en Ecuador, Paraguay, Uruguay y Trinidad y Tobago.

Ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la propagación sin precedentes de la Ómicron, notificada ya en 77 países pero probablemente presente en muchos más

“Aunque Ómicron provoque enfermedades menos graves, el número de casos podría de nuevo desbordar los sistemas sanitarios que no están preparados”, explicó el director general de la agencia sanitaria de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Noticias relacionadas

Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Escándalo en Alemania: grupos antivacuna amenazaron de muerte a políticos


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Centro Europeo de Prevención advirtió que la vacuna no frena a Ómicron y pide médidas drásticas


Coronavirus

Reino Unido

Variante Ómicron

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.