En el marco de la ola de denuncias por fallos arbitrales irregulares que favorecieron a Barracas Central durante gran parte del torneo de Primera Nacional, una decisión del presidente de la AFA y referente del club del sur porteño, Claudio “Chiqui” Tapia, sumó aún más polémica a la final que disputará su equipo con Quilmes, por el pasaje que resta para ascender a Primera.

La AFA anunció que, a diferencia de lo que estaba pautado, el partido no se jugará el domingo próximo sino el martes. Este cambio no es menor, ya que con esos días de diferencia, “El Guapo” se asegura tener en cancha a su mejor jugador

, Fernando Valenzuela, quien arrastra una lesión y para quien cada hora cuenta para terminar de ponerse a punto.

Pero Tapia va por más. Ahora, está dispuesto a cambiar la sede para que la final no sea en Racing sino en un estadio más chico, que se acomode mejor a la escasa cantidad de público del club que preside su hijo, Matías Tapia.

“Quilmes puede hacer explotar las tribunas si le dan la mitad de los lugares en un estadio grande, pero Barracas no te lleva a más de 7000 personas”, comentaron desde el “Cervecero”, que ya miran de reojo este intento de Tapia por reducir la cantidad de espectadores.

De concretarse, no sería algo novedoso, ya que algo similar ocurrió en el partido con Tigre, cuando Tapia presionó para que se jugara en el Florencio Sola, de Banfield. La limitada capacidad del estadio ayudó a maquillar la amplia diferencia que existe entre el número de hinchas de ambos clubes. Pese a ello, el equipo del norte del conurbano barrió sin piedad a un Barracas que pateó muy pocas veces al arco y se vio obligado a jugar el reducido para pelear por el ascenso a Primera.

Esta vez, Tapia quiere mudar la sede de Racing a Platense, un estadio con 15.000 lugares menos que los que ofrece el Cilindro de Avellaneda.

Críticas del presidente de Ferro

El presidente de Ferro, Daniel Pandolfi, estalló este martes contra los desmanejos en la AFA, tras el polémico fallo arbitral que en la noche del lunes le dio un penal a Quilmes y dejó al “Verde” sin chances de pelear por el ascenso a Primera División.

Emocionado hasta las lágrimas, Pandolfi lanzó: “Soy responsable de no haber sido más fuerte en algunos temas referidos a AFA en su momento y haber confiado que las cosas se iban a desarrollar por carriles normales. Y me equivoqué. Hay dirigentes que no tienen la misma dignidad que nosotros, y me equivoqué en eso. Esperemos que el año que viene no me equivoque de nuevo”, soltó, en alusión al conductor del organismo rector del fútbol.



Source link