El revés con el Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados es un fiel reflejo a lo difícil que le será al oficialismo alcanzar un consenso en un recinto donde dejó de ser mayoría. Frente al resultado adverso en la votación, el presidente Alberto Fernández, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, y el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, encabezarán esta noche una cumbre en la Quinta de Olivos.

El cónclave se da en la antesala de una nueva sesión de la Cámara, luego de que el Gobierno definiera la convocatoria a sesiones extraordinarias durante enero y febrero. “Se prepara una Mesa grande esta noche en Olivos. El Bloque de Diputados del Frente de Todos con el Presidente de la Cámara Sergio Massa a la cabeza visitarán en La Quinta al Presidente Alberto Fernandez”,

anticipó la periodista acreditada a la Casa Rosada, Silvina Brandimarte.

El objetivo del encuentro será terminar de pulir la agenda de proyectos que el Poder Ejecutivo incorporará al temario, al tiempo que se buscará unificar el discurso respecto de “los perjuicios que sufrirán especialmente las provincias” por haber fracasado la aprobación de la norma, según consignó NA, en línea con lo que Massa publicó en su Twitter en las últimas 48 horas.

La oposición reaccionó negativamente ante lo dicho por el titular de Diputados y consideró que el mensaje encubría una “amenaza” a los gobernadores provinciales y jefes comunales. Un encumbrado miembro del bloque oficialista defendió a Massa y destacó que “el informe es descriptivo, no es una amenaza”. “El daño más grande lo sufren provincias y municipios. Es la consecuencia inexorable de una acción política. Estamos describiendo resultados. Los municipios pierden fondos educativos”, señaló Massa.

Y lanzó: “Las provincias pierden fondos coparticipables. La Nación pierde facultades en cuanto al régimen de retenciones. Festejaste el gol, el público te aplaudió pero después hay consecuencias institucionales”. Entre esas consecuencias, el líder del Frente Renovador mencionó además que el impasse del Presupuesto “retrasó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, que implicará el aval de un “programa de metas” consensuada con ese organismo.

Fuente: El Intransigente