A diario más de 3.000 tucumanos se realizan hisopados en los diferentes centros de testeos de la provincia, de ellos entre 450 y 540 son portadores del virus. La tasa de positividad se ubica entre el 15% y el 18%. Un dato alarmante es que muchos de los que asisten a hisoparse son pacientes asintomáticos. José María Mansilla, jefe de los Médicos Centinelas en Tucumán explicó que esta situación es peligrosa ya que “La variante Delta es muy contagiosa y la gente sale a hacer compras o trámites y contagia al que está al lado”.

El investigador del Conicet Rodrigo Quiroga, quien hace análisis de datos diarios sobre la evolución de la pandemia, advirtió que la situación de Tucumán, por densidad poblacional, es preocupante. “Tucumán está llegando a niveles importantes de contagios, igual que provincia de Buenos Aires y Córdoba. Todavía no son niveles alarmantes como los del año pasado pero sí son niveles altos y que están creciendo”, afirmó el especialista. Y agregó: “Estaba estimado que hubiese un aumento en diciembre ya que la gente circula más, tiene más reuniones y se relajaron los cuidados. La manera de lograr frenar ese aumento, al menos en enero, es justamente volviendo a los cuidados básicos, disminuyendo la cantidad de reuniones sociales y asegurándonos de tener a mucha personas vacunadas, sobre todo niños y adolescentes lo que nos otorga una protección mayor a todos los convivientes, en particular por el comienzo de la circulación de Ómicron, que sabemos que es muy contagiosa”.

Quiroga explicó que con Ómicron, que ya circula en Córdoba, de donde él es oriundo, “es casi imposible que si uno llega a su casa no contagie a todos los que viven con él. Es mucho más contagiosa que las otras variantes que tuvimos circulando”. Además se refirió al caso de Ámbar, la nena que falleció luego de haber recibido una dosis de Sinopharm, aunque la autopsia en principio descartaría que esa fuera la causa del deceso. “Me temo que lo que sucedió con Ámbar va a generar problemas con la vacunación pediátrica. Tuvo mucha difusión y hay mucha gente que cree que falleció por la vacuna, cuando la autopsia no indica eso. Sabemos que puede haber efectos graves con las vacunas, pero que son mucho más infrecuentes que los positivos, sobre todo para evitar internaciones y casos graves”, aclaró. Según él, “es importante volver a cuidarnos, reducir el tamaño de las reuniones, hasta Navidad y entre Navidad y año Nuevo, de manera que minimicemos los riesgos, sobre todo de personas mayores. Hay que concientizar pero de ninguna manera entrar en pánico, no hay que tener miedo, sino ocuparse y disminuir los riesgos con nuestros propios cambios de conducta”.

Tercera ola

El ministro de Salud de la provincia, Luis Medina Ruiz, habló también sobre la situación epidemiológica en Tucumán. “Hoy hay un aumento de casos en el país. Se llegó a casi a 10.000 casos, lo que significa que está pasando lo mismo que en el resto del mundo. Nosotros estamos comenzando una tercera ola que tenía que llegar y en Tucumán estamos con hasta 600 casos diarios”. Y continuó: “Estamos intentando mantener esta meseta, la realidad es que hoy deberíamos tener más de 1.000 casos por día, pero gracias a la labor que se hace en terreno con la búsqueda activa de sintomáticos y de contactos estrechos, hemos podido amesetar estos números”. En este sentido, dijo que hay una situación externa, que es la circulación de la población, la disminución de cuidados y la aglomeración de personas, lo que atenta al control de esa curva.

Pero mientras avanza la vacunación hay otros índices que preocupan a los sanitaristas. En los últimos 20 días se elevó el número de personas que quedan internadas a raíz del coronavirus. Ayer había 277 personas tanto en el sistema público de salud como en el privado, de las cuales 53 estaban con asistencia respiratoria mecánica con cuadros graves por neumonía bilateral. A principios de mes había 165 hospitalizados, es decir mas de 100 personas menos, y 22 con necesidad de respiradores artificiales.

Ayer, el Ministerio de Salud Pública informó que se sumaron 565 nuevos casos de covid-19 en Tucumán, totalizando 215.312 desde que comenzó la pandemia. Además falleció una mujer de 83 años que estaba internada en una clínica privada, por lo que el número de víctimas mortales desde marzo del año pasado se elevó a 3.370. El total de pacientes dados de alta a la fecha es de 204.037.

Fuente: La Gaceta