Frente al aumento de contagios de COVID-19 que se vienen registrando en las últimas jornadas, el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, fue contundente y afirmó que Argentina se encuentra transitando la tercera ola de coronavirus.

“Estamos evolucionando en la tercera ola, el aumento es significativo”, advirtió el funcionario porteño, quien no obstante destacó que a raíz del avance de la campaña de vacunación “la mayoría de los cuadros son leves”.

Para Quirós, una de las razones por la cual se da la actual situación epidemiológica tiene que ver con que “el mes de diciembre la gente se preocupa por encontrarse en las fiestas y casi todas las noches hay encuentros sociales para despedir el año”. “Eso aumenta el riego”,

enfatizó.

Frente a este panorama, “tenemos que aprender a cuidarnos, aprender a encontrarnos y tomar recaudos”. El funcionario insistió con realizar encuentros sociales “en espacios abiertos y usar barbijo”.

Las declaraciones del ministro porteño ocurrieron luego de que el Ministerio de Salud de la Nación confirmara 11.121 nuevos contagios, la cifra más alta desde el 12 de agosto. Por cuarto día consecutivo la positividad pasó el 10% recomendado por la Organización Mundial de la Salud y fue del 16,4%. Con estos datos, el país acumula un total de 5.415.501 casos positivos desde el comienzo de la pandemia, mientras que los fallecimientos fueron 116.964.

Consultado por las declaraciones del ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, quien señaló que “los sectores de mayores ingresos tienen 6 veces más contagios que los niveles inferiores”, explicó que el coronavirus “se contagia en personas susceptibles”, es decir aquellos que “no han tenido la enfermedad o que no se han vacunado” y “en situaciones de hacinamiento puede haber más contagios”.

“En la primera ola la enfermedad circuló por los sectores más necesitados, a medida que la gente más hacinada y necesitada tuvo la enfermedad era menos susceptible; la segunda ola fue una combinación de sectores y la tercera tiene un componente de las personas más acomodadas porque no han sufrido la enfermedad anteriormente”, precisó. “Todos tenemos el riesgo de contagiarnos, hay que ser prudentes”, agregó.

De cara al futuro, Quirós manifestó que “si seguimos avanzando con la campaña de vacunación, para completar terceras dosis de acá a abril, seguramente la sociedad esté protegida y no haya que discutir un cierre”.

El titular de la cartera sanitaria porteña señaló que “hay vacunas suficientes” y que se convocará a recibir la tercera dosis contra el coronavirus cinco meses después de que la persona se haya suministrado la segunda. Posteriormente, según detalló, “es muy probable” que haya que “aplicar refuerzos”.

Este miércoles, en declaraciones a CNN Radio volvió a expresarse en contra de la implementación de un pase sanitario en el distrito con el objetivo de aplacar la curva de contagios de COVID-19, al considerar que “el beneficio de la medida no es significativo”.

“El pase sanitario en el mundo se utiliza para terminar de convencer para vacunarse”, analizó sobre el documento que en la provincia de Buenos Aires ya rige desde este martes 21 de diciembre.

La Ciudad, según comunicó Quirós, se acoplará al pase que regirá en todo el país desde el 1° de enero, a partir de la disposición anunciada días atrás por el Gobierno nacional. 

Fuente: Infobae