Fernando Iglesias, Foto: NA
Fernando Iglesias, mantuvo un fuerte cruce con la legisladora bonaerense Natalia Sánchez Jáuregui, quien en la última semana le concedió la primera minoría al Frente de Todos en la Cámara de Diputados provincial tras dejar Juntos por el Cambio para ser parte de las filas del oficialismo.
 
En medio de un programa en TN, ambos protagonizaron un fuerte cruce donde Sánchez Jáuregui comenzó relatando que llegó a ser electa por Juntos por el Cambio a raíz de que su espacio -el Partido Fe- fue parte de la principal coalición opositora pero que desde 2019 se desempeñaba dentro de un unibloque en la Cámara de Diputados de la provincia.
 
“En la campaña anterior el Partido Fe decidió formar parte del Frente de Todos”, por lo que “acompañando la decisión de mi espacio político es que dí este paso”, justificó.
 
En ese marco, reveló que tras abandonar la oposición recibió amenazas y hostigamientos: “Fue de una violencia que creí superada en la Argentina; recibí desde desearme el cáncer hasta que mi familia tuviera desgracias, exponer y publicar fotos de mis hijos, escraches por teléfono…”. Ella se lo atribuye “a los dirigentes que fogonearon esto, tanto el señor Ritondo (Cristian) como Patricia Bullrich, que en un canal de televisión estuvo media hora con otra periodista hablando de esta cuestión sin saber quién soy”.
 
“Represento a un sector (el Partido Fe) que se integró y después fue engañado como muchos de los argentinos, fue una gran decepción, no éramos considerados, no formábamos parte de la mesa de decisión, éramos ninguneados”, expresó. “Estoy siendo crucificada porque internamente tienen un gran problema”, agregó.
 
Por su lado, Iglesias manifestó que le pareció “una enormidad” adjudicarle las agresiones a los dirigentes de JxC. “Con toda razón protestamos por quienes son elegidos por un partido y se dan vuelta y pasan al partido opuesto; uno no puede tener los valores de la república, los valores de la lucha contra la corrupción y al otro día pasarse al Frente de Todos, aquí se debe una renuncia”, planteó.
 
“Diputada, acá nadie cuestiona que usted puede decir ‘yo no quiero formar más parte de esta agrupación política porque considero que ha traicionado’, me parece una acusación falsa e injusta pero usted tiene derecho, renuncie a su banca y se va a otro lado”, reclamó.
 
“No voy a renunciar, el Partido Fe puso su gente, lo convocaron porque llevó un caudal de votos del peronismo que ustedes no tenían, nos convocaron y después nos dejaron afuera de las decisiones”, contestó la diputada. “Hágase cargo, ustedes engañaron a la gente, son unos caraduras”, contraatacó Iglesias.
 
Asimismo, el diputado nacional aprovechó la oportunidad para realizar una autocrítica del espacio que representa: “Tenemos esa obsesión de la pata peronista, lo he dicho 80 veces, me parece muy bien, son bienvenidos, pero esto no es el PJ, estemos atentos a las incorporaciones irresponsables y las obsesiones con determinados esquemas de poder que han fracaso históricamente”.