El próximo viernes será el último programa de LAM y por ese motivo Ángel de Brito tomó la decisión de ir despidiendo una angelita por día. Los homenajes comenzaron la semana pasada y la última fue Pía Shaw, quien hace un año aceptó ser panelista del exitoso programa.

Tras ver un emotivo video de su paso por el ciclo que preparó la producción, la periodista expresó a corazón abierto: “Fue corto pero intenso lo que viví. Era un desafío personal salir de la zona de confort y decirte que sí. Fue uno de los grandes años que tuve laboralmente”.

“Fui muy feliz Ángel, a veces uno pasa por tantas situaciones laborales a lo largo de los años…y con vos aprendí otra escuela. Tenés una mirada y un olfato que no lo vi nunca”, agregó agradecida con el conductor.

Esta semana comenzó de una manera muy especial ya que las panelistas contaron cómo habían pasado la Navidad con sus seres queridos. La que más llamó la atención fue Pía ya que contó una insólita anécdota.

La comunicadora relató que había viajado a Misiones para reencontrarse con sus familiares y que todo iba bien hasta que se quedó sin uno de los regalos del arbolito por una desopilante razón.

Shaw contó que un familia le llevaba un obsequio, pero que la Aduana se lo terminó incautando. ¡Qué mala suerte! “A mi prima que me llevaba un regalo a mí le sacaron un spray, viste que hay un shampoo seco y yo le dije que me lo regalara. Y bueno, era un aerosol. Se lo sacaron en la Aduana. Así que Camila, volvémelo a comprar”, expresó muy divertida.

Luego, Ángel comentó: “Claro, no se puede viajar con aerosol”. Atenta a los dichos del periodista, Andrea Taboada informó: “Lo tenés que poner en la valija. No en el bolso de mano”.

Para terminar el tema, Pía Shaw explicó en qué falló su prima: “Ella lo tenía en el bolso de mano porque nos fuimos medio corriendo de acá (de Buenos Aires)”.