Tener como referente a Will Smith siempre puede ser algo interesante, y si además de eso hay un lazo de sangre de por medio la cosa sube otros tantos niveles. Este es el caso de Jaden, el segundo hijo del famoso artista, quien decidió seguir los pasos de su padre en el mundo de la actuación.

La figuración del hijo del actor estadounidense es más que considerable, y por eso también trascienden cuestiones personales. Una de ellas fue su estado físico, algo de lo que el propio Jaden habló recientemente, tal y como Will Smith

y su esposa hicieron hace un tiempo atrás.

Fue precisamente en el podcast de Jada Pinkett, pareja de Will Smith y madre de Jaden, donde el joven habló sobre sus problemas de peso: “Trabajé con un equipo de médicos y conseguir recuperar mis vitaminas, obtener mis suplementos diarios a base de batidos de proteínas”, comenzó.

Luego, dio el argumento de porqué había llegado hasta esa instancia: “Atravesé un largo camino desde esa foto que me tomaron en Coachella, en donde era puro hueso. Simplemente no tenía hambre. Mi mayor problema era el estrés o no tener hambre cuando necesitaba comer”.

Related Post

Hace más de dos años, en septiembre del 2019 para ser más precisos, el intérprete y su esposa tomaron cartas en el asunto para que Jaden pudiera mejorar su estado de salud. En aquel entonces, tuvieron una charla con el joven para poder comenzar con el tratamiento correspondiente.

“Will y yo tuvimos una pequeña intervención con Jaden porque ahora es vegano, pero nos dimos cuenta de que no estaba tomando suficientes proteínas. Se estaba consumiendo. Parecía agotado, no estaba recibiendo los nutrientes necesarios”, comentó Jada.

Afortunadamente, Jaden está cada día mejor y sigue con los tratamientos para que no tenga mayores complicaciones a futuro. De hecho, su convicción de ser vegano sigue intacta pero con mucha conciencia sobre lo que le pasó para actuar en consecuencia.

Fuente: MinutoN

ADVERTISEMENT