El ex fiscal de Instrucción en lo Penal de la II° Nominación, Carlos Albaca, expresó este miércoles por la mañana sus palabras finales como acusado de haber encubierto a los responsables del crimen de Paulina Lebbos, la joven estudiante de Ciencias de la Comunicación asesinada en 2006.

Ante el tribunal, integrado por Fernanda Bähler (presidenta), Wendy Kassar y Raúl Cardozo, el ex magistrado -hoy jubilado- negó haber cometido delito alguno al frente de la investigación de la causa.

Además, sostuvo que no es tarea de la defensa “acreditar la falta de responsabilidad”, sino que “la responsabilidad la tienen que acreditar y probar el Ministerio Público Fiscal o la querella”.

“Confío en la Justicia; confío en la mayoría de los integrantes de la Justicia”, agregó Albaca ante el micrófono. E indicó: “Considero que tiene que ser un fallo absolutorio”.

Related Post

A continuación, el tribunal pasó a deliberar el dictado de la sentencia.

El ex fiscal de Instrucción estuvo representado por el abogado defensor Macario Santamarina. La acusación estuvo a cargo del fiscal Gerardo Salas, mientras que la querella -por parte de Leticia Victoria Lebbos– fue llevada adelante por la abogada Soledad Deza.

El Ministerio Público pidió seis años de prisión para Albaca, mientras que la defensa solicitó la absolución del ex magistrado. En caso de ser condenado, sería el primer ex fiscal en recibir un castigo de esta naturaleza por su tarea al frente de un expediente penal.

Paulina fue vista por última vez con vida el 26 de febrero de 2006, luego de haber ido a bailar a la zona del ex Abasto con sus compañeras de carrera para celebrar que habían aprobado una materia. Semanas después, sus restos fueron hallados a la vera de la ruta, en Tapia. Hasta el momento, el crimen permanece impune, aunque hubo funcionarios del área de Seguridad de aquel momento que fueron condenados por encubrimiento.

ADVERTISEMENT