Los centros de testeo explotaron este jueves en la ciudad de Salta y decenas de personas concurrieron a realizarse la prueba, para ver si son positivos de coronavirus.

Los tres donde hubo más presencia fueron el del nuevo centro COVID de Rivadavia al 1300, el del hospital del Milagro y el del estacionamiento del estadio padre Martearena.

Las imágenes se repetían, con personas bajo el terrible sol de la mañana y el mediodía. Un día antes del festejo de la llegada del nuevo año, la gente buscó saber si está contagiada. Otros quieren viajar y por esa razón fueron a hisoparse.

Hay algunos centros de testeo en los centros de salud de los barrios, pero no están dando abasto.

FUENTE: El Tribuno de Salta