El Gobierno de Jair Bolsonaro implementó este jueves una medida que impide que las instituciones educativas de Brasil exijan a sus alumnos el pasaporte de vacunación

contra el coronavirus como condición para retornar a las clases de forma presencial. 

La decisión fue publicada este miércoles 29 de diciembre en el Diario Oficial, y lleva la firma del ministro de Educación, Milton Ribeiro. “No es posible que las instituciones educativas federales establezcan una demanda de vacunación contra el covid-19 como condición para el regreso de las actividades educativas presenciales”, señala el texto. 

Related Post

Fuente: RT

ADVERTISEMENT