En esta ocasión, la joven fue acusada de sustraer una bolsa con 158 remeras desde un negocio ubicado en calle 24 de Septiembre, hecho ocurrido este último miércoles cerca del mediodía. Efectivos de la Guardia Urbana lograron detenerla rápidamente en la vía pública.

Cabe mencionar que el 17 de septiembre de este año, a raíz de dos tentativas de hurto, a un local de ropa (10/08/2021) y a un supermercado (31/08/2021), Valdez fue condenada a un año de prisión efectiva con la modalidad de cumplimiento domiciliario, debido a que tiene un hijo pequeño, y bajo el uso de un dispositivo electrónico de rastreo. Sin embargo, la mujer violó la restricción y salió de su vivienda al menos en tres oportunidades, según las alertas emitidas por la tobillera. Incluso, entre sus antecedentes con la Justicia, la imputada ya contaba anteriormente con una condena emitida el 18 de octubre del 2020, de cumplimiento condicional y por un delito similar.

Por este motivo, y fundamentando el riesgo procesal de peligro de fuga, el auxiliar de fiscal Carlos Berarducci solicitó la prisión preventiva de la acusada por el término de 45 días. El juez actuante hizo lugar parcialmente a lo requerido por el Ministerio Fiscal y aceptó la medida cautelar pero por el plazo de 35 días, además de disponer el traslado de la joven al servicio penitenciario femenino en Banda del Río Salí.

El hecho

El 29 de diciembre del 2021, a las 11:30 horas aproximadamente, la acusada ingresó a un local de ropa ubicado en calle 24 de Septiembre primera cuadra y sustrajo una bolsa que contenía 158 remeras que estaban apoyadas en el mostrador del negocio. Al advertir que la bolsa no estaba, el propietario consultó a los empleados, quienes le dijeron que la mujer que estaba saliendo del comercio era la que se la estaba llevando. De inmediato el dueño salió a la vereda, la vio con la bolsa y comenzó a gritar que la detengan. En ese momento pasaron por allí dos policías, que procedieron a aprehenderla.

Fuente LV12