En las últimas horas, empresarios de La Plata emitieron un comunicado repudiando los dichos del exministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, quien se refirió al deseo de armar una “Gestapo” para perseguir a puntuales gremialistas.

“A partir de los hechos de público conocimiento desde la Unión Industrial Del Gran La Plata; Apymeco (asociación de pymes de la construcción); Colegio de Arquitectos Capba I (La Plata); Cámara de Desarrolladores Urbanos (CDU) y Acimco, queremos comunicarle a la opinión pública nuestro más absoluto repudio a las expresiones discriminatorias vertidas por un funcionario durante una reunión de trabajo a la que asistimos junto con funcionarios públicos del Poder Ejecutivo bonaerense hace 4 años, realizada en la sede del Banco Provincia en CABA”, comienza el documento, al que tuvo acceso Noticias Argentinas

.

Acto seguido, explica que el fin de esa reunión “no era otro que el de abordar, una vez más, la problemática relación que teníamos con quien ejercía la conducción de la Uocra regional La Plata, por medio de una metodología basada en la agresión personal, los condicionamientos ilegales y bloqueos de obras por parte de grupos violentos, hechos que están denunciados ante la Justicia en las últimas dos décadas”.

LEÉ TAMBIÉN: Pablo Moyano comparó al gobierno de Cambiemos con la dictadura: “La raíz política es la misma”

En el comunicado, los empresarios detallaron: “Ante ese contexto que padecimos empresarios, profesionales y trabajadores, iniciamos gestiones ante distintos gobiernos nacionales, provinciales y locales durante más de 20 críticos años para la actividad de la construcción en la Región Capital (La Plata y zona de influencia)”.

Y agregaron: “En estas reuniones se abordaba en todo momento este flagelo que sufrió nuestro sector, siempre en pos de buscarle una solución desde los carriles institucionales. Por eso, ante dichos que trascendieron en la opinión pública, aclaramos que nuestras entidades no tienen nada que ver con una supuesta “mesa judicial” ni con ninguna presunta persecución contra la actividad gremial de ningún tipo”.

En el mismo documento, los empresarios aseguran que padecieron durante años “amenazas contra nuestras personas y familias por parte de estos grupos violentos, que actúan fuera de la ley y de toda norma constitucional. Los hechos de violencia de estas facciones tienen largos capítulos descriptos en los medios de comunicación masivos”.

E insisten: “Las víctimas fuimos nosotros, no los que se movieron en la ilegalidad para llenar de violencia las calles y obras de nuestra Ciudad y comprometieron el trabajo de miles de ciudadanos de nuestra Región por las actitudes patoteriles, lejanas a los legítimos reclamos laborales, de las cuales muchos actores del sector y funcionarios estaban al tanto, aunque algunos eligieron mirar para otro lado”.

Finalmente, el documento puntualiza: “Trabajadores, profesionales, comerciantes y empresarios de la construcción queremos desarrollar nuestras tareas en paz y bajo las normas que marcan la Democracia y la Constitución”. Y aclara: “Respalda este documento la Mesa Institucional Regional La Plata en representación del empresariado y las fuerzas vivas de la Región Capital”.