Después de una semana bastante calurosa, por fin llegó la lluvia a la provincia de Tucumán. En la Capital y otras localidades aledañas se han presentado las precipitaciones durante la noche de este domingo, acompañadas por una intensa actividad eléctrica. 

Aún así, al momento de las tormentas aisladas, la temperatura se mantenía alta, con 34.9°C, según los datos del Servicio Meteorológico Nacional

Además, para este lunes por la tarde, se esperan tormentas fuertes por lo que ya se emitió un alerta amarilla.