El canciller Santiago Cafiero arribó hoy a la ciudad de Washington para mantener un encuentro con el secretario de Estado de ese país, Antony Blinken, en el que abordarán la negociación que lleva a cabo la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cafiero llegó a las 9:30 a la capital de Estados Unidos como parte de su visita de dos días, cuyo primer punto en la agenda es una reunión de trabajo con el embajador argentino en ese país, Jorge Argüello.

Luego del encuentro que el canciller y el embajador mantendrán con los representantes argentinos de distintos organismos regionales, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores se encontrará, este martes a las 13, con Blinken

.

Según informó la Cancillería, el secretario de Estado y hombre de confianza del presidente estadounidense, Joe Biden, repasará junto a Cafiero distintos temas de la agenda bilateral, aunque el eje de la reunión será la negociación con el FMI.

Tras el encuentro con Blinken, Cafiero tiene previsto reunirse a las 16:15 con la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi.

El objetivo del Gobierno de Alberto Fernández es lograr un respaldo político por parte de la administración de Biden a la postura que la Argentina mantiene ante el FMI, que se resume en el pedido de facilidades para el pago de la deuda de 45 mil millones de dólares que tiene el país con el organismo y evitar un ajuste económico fuerte.

Al respecto, fuentes diplomáticas habían indicado a Noticias Argentinas antes del viaje del canciller que se trata de “una reunión eminentemente política y no técnica para discutir el acuerdo del FMI”.

El Gobierno sostiene el argumento de que el problema de la deuda con el FMI tiene un trasfondo político porque la administración del ex presidente de Estados Unidos Donald Trump apoyó el préstamo que el organismo le concedió a la gestión de Mauricio Macri en 2018 y 2019.

“El 2021 demostró con sus datos económicos que el planteo de Alberto de déjennos crecer para poder pagar es válido“, deslizaron las fuentes consultadas, quienes reforzaron así que el objetivo de la cumbre entre Cafiero y Blinken es lograr una señal política que destrabe la negociación con el FMI.

Mientras tanto, en la Argentina la coalición opositora Juntos por el Cambio le reclama al Gobierno mayores precisiones sobre la negociación por la deuda y consideran que la administración del presidente Alberto Fernández todavía está lejos de llegar a un acuerdo con el organismo.

En ese contexto, el Gobierno no logró por el momento un apoyo de la principal oposición para las negociaciones y tiene, además, la presión del sector kirchnerista que le reclama a Guzmán firmeza ante el FMI para rechazar un eventual ajuste fiscal como condición para acordar.