No es la primera vez que Mery del Cerro abre las puertas de su vestidor y lo comparte con el público. Sin embargo, en el último video que subió a sus historias de instagram hubo un detalle que no pasó desapercibido y que, por el contrario, llamó la atención por sobre todo el resto del espacio al que le iba haciendo paneos.

La participante de Masterchef Celebity tenía como finalidad agradecer a una empresa por el canje de los muebles y el diseño de interiores de los placares, pero la gran cantidad calzado distribuido en distintos estantes acaparó la atención de sus miles de seguidores.

Ahí se viene el caos de mi vestidor. Pero lo lindos que son”, escribió Mery sobre el video en el que con el celular iba mostrando los diferentes pasillos y donde bien se llegaban a ver innumerables pares de zapatillas, zapatos y botas. Cabe recordar que como modelo tiene una larga carrera por la cual, más allá de lo que se haya comprado, muchas de sus prendas son obsequios de marcas.

“Me voy poniéndo lo que me gusta pero tengo algunas prendas que son como las preferidas, las que nunca dejo de usar y que son clásicos. Por ejemplo las camperas de cuero y jean son algo que amo y que tengo un montón”, confesó del Cerro durante una entrevista en la que mostró también su placard.

Tengo un montón de carteras. Me regalan muchas pero también me pasa que veo una que me copa y voy y me la compro”, reconoció en cuanto a este tipo de accesorios de los cuales también está bastante stockeada. Pero… ¿qué hay de esa gran cantidad de calzado que se vio en sus stories?

“Ahí se viene el caos de mi vestidor. Pero lo lindos que son”, reconoció la modelo que se declara fanática de las botas bucaneras.

Me copan las bucaneras, soy a ful de ponerme un short, una remera, camperita… y las botas bucaneras. Y en cuanto a los accesorios, además de las carteras, me copan los pañuelos”, compartió Mery quien dejó en claro que en lo que a moda se refiere… le gusta todo.

Y tal es así que, es tanta la cantidad que María tiene no solo de ropa sino de pares de zapatos de día y de noche que por momentos, más allá de que quiera tenerla organizada y separada, le suceden cosas como estas en que, donde por más que intente evitarlo, se le desordena.