images 3

Sebastián Zorrilla, director de Zorrilla Subastas y familiar de China, será el encargado de bajar el martillo a los ciento cincuenta lotes de objetos que formaron parte del mundo más personal de la actriz, tanto en su hogar en Buenos Aires, donde vivió más de 35 años, como de su casa de la calle 21 de setiembre en Punta Carretas.


Dentro de la subasta, hay dos cuadros, que siempre aparecían en las fotos que le tomaban en su apartamento de Buenos Aires, están en el centro de la pared. Uno representa a Calíope, la musa griega de la bella voz y de la poesía épica. El otro representa a Polimnia la musa de la danza y de la armonía. Son obras que pintó expresamente para ella su padre, el escultor José Luis Zorrilla de San Martín.

Hay sillas de Viena, que fueron los primeros muebles que China compró para alhajar su apartamento de Buenos Aires, cuando en 1972 , decidió aceptar las propuestas de trabajo que la trajo a nuestro país. Hay ejemplares en inglés de obras de Bernard Shaw, como Saint Joan que en su portadilla está firmada por China y que ella compró en 1947 cuando estudiaba teatro en la Real Academia de Arte Dramático de Inglaterra. En ellos, figura su nombre y también la dirección de su casa en Londres: “34, Glancester Place. London W.1”

Tambié, se suman obras de Eduardo Galeano dedicadas. El fútbol a sol y sombra es una de ellas, en el que el autor escribió de su puño y letra: “Con un abrazo este libro escrito para la conversión de los profanos”. Y de Mario Benedetti. Ambos, profesaban mutua admiración y los unía una amistad de larga data. En la porta de su poemario, El amor, las mujeres y la vida, Benedetti estampó: “Para China, con tantos buenos recuerdos y la admiración de siempre”.

El libreto original de El diario de Adán y Eva, con anotaciones hechas por China, un disco simple con la canción de la legendaria obra “Un enredo y un marqués” que coprotagonizó con Taco Larreta en los tiempos del TCM y un libro que perteneció a Sarah Bernhardt y que China compró en París en 1960.

“Para mí es un gran honor , rematar los objetos de China”, dijo a El País el martillero Zorrilla, que no duda en calificar que afectivamente esta es la subasta más importante que le ha tocado realizar en sus veintiún años de carrera. Zorrilla , manifestó. “todos los lotes saldrán con un certificado que avala su autenticidad firmado por la familia Zorrilla”.

Visitar la exhibición en Soriano 990, Montevideo Uruguaya, que desde este lunes 14 de marzo, día en que se cumplen cien años del nacimiento de China, es una experiencia única.

Fuente pablolayus.com.ar