1649252223 sm



lg

En tiempos en los que reina el ‘chamuyo’, a veces no es sencillo distinguir el verdadero interés, y mucho menos a través de las redes sociales. Por eso, hay quienes deciden cerrarse a la posibilidad de conocer a alguien gracias a la virtualidad.

Algo así le sucedió a una pareja que en las últimas horas se volvió viral luego de que él mostrara el «áspero» comienzo que tuvieron cuando intentó hablarle a la chica a través de Instagram.

«Hola. ¿Todo bien?», le preguntó él. «No. ¿Por qué me hablás?», le respondió ella secante. «Ah bien. ¿No sabés el motivo y ya te cayó mal por las dudas?», le cuestionó. A lo que ella volvió continuó con su actitud: «Si, sí. Soy así de antipática». «¡Qué lástima! Uno nunca sabe qué se puede venir», le pronosticó él.

Esto ocurrió en noviembre del 2017 y todo podría haber concluido así si no fuese porque alguien claramente insistió. Para demostrarlo, también compartió cómo son sus conversaciones por Instagram en la actualidad y se puede ver cómo la chica subió a sus historias una foto de su panza embarazada.

En cuestión de horas el tuit se hizo viral y cosechó más de 70 mil «me gusta» y decenas de mensajes. «Así funciona. Sembrar la semilla de la curiosidad es una de las mejores formas de atraer la atención», opinó Dany sobre la actitud de ella. Paradójicamente, en la descripción del perfil del autor del tuit, declara justamente esto: «Me gusta lo difícil, me atrae lo complicado y me enamoro de lo imposible».

Entre los comentarios «picantes» por la reacción de la chica, hubo varios que incluso le cuestionaron con humor que el bebé fuese del autor del tuit: «¿Es tuyo o le volviste a responder?», consultó Agustín. A lo que la propia novia respondió con un meme y un cartel de «Nunca se den por vencidos».

Incluso, hubo varios que aseguraron que ahora querían el ’chisme completo’ y saber cómo él logró cambiarle la actitud: «Por favor. ¿Cómo te remontó eso? ¡Dame más!», le pidió Ana.

Al ver el avanzado estado de embarazo de ella, Bila le comentó entre risas: «Otro motivo por el cual voy a dejar de responder a chicos que me hablen. ¡Dejá nomás! Me quedo en modo antisocial».





Fuente Nuevo Diario