Fueron condenados en quince días, dos hombres acusados en diferentes robos

Uno de los condenados amenazó a un niño con un arma de utilería y le robó mientras jugaba en la puerta de su casa. Otro individuo fue condenado por entrar a robar elementos de una obra en construcción, propiedad de su vecino. Los hechos ocurrieron el 1 el mayo pasado, en la capital.

Mediante sendos acuerdos de juicio abreviado firmados entre la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes III, a cargo de Carlos Saltor, y los defensores técnicos, resultaron condenados dos sujetos imputados en causas diferentes, por ilícitos cometidos el 1 de mayo pasado en diferentes zonas de la capital.

Las sentencias contra Rodrigo “Popeye” Peralta (21) y Pablo Torres (21), tuvieron lugar este martes 17 de mayo, en dos audiencias donde quedaron formalizados ambos convenios en los cuales reconocieron su culpabilidad.

Amenazó a un niño con un arma para robarle

El 1 de mayo del 2022, cerca de las 16:45 horas, un niño se encontraba jugando en la vereda de su casa, en pasaje Benito Linch al 3400, junto a otros niños menores de edad. Peralta le apuntó en la cabeza con un arma de fuego de utilería y se apoderó de un rifle de aire comprimido de la víctima, quien lo reconoció como “Popeye” porque lo conoce del barrio, para luego darse a la fuga.

Los niños comenzaron a llorar, lo que alertó al padre del menor, quien salió de su domicilio y al escuchar lo relatado por los menores fue a buscar al acusado, que finalmente fue hallado y entregado al personal policial.

La auxiliar de fiscal, Ana Heredia, procedió oralizar los términos del convenio arribado entre las partes, que contó con el consentimiento del padre del menor. Peralta reconoció su accionar y fue declarado autor penalmente responsable del delito de robo agravado con arma de utilería, en grado de tentativa. Fue sentenciado a dos años de prisión condicional más reglas de conducta que deberá cumplir durante ese plazo.

Irá a la cárcel por robarle a su vecino

Pablo Víctor Torres, previo a saltar una tapia medianera de 2,20 metros de altura, ingresó a una propiedad ubicada en calle Ayacucho al 4600 de esta ciudad, donde al fondo hay una vivienda en construcción. De allí sustrajo una garrafa; un maletín el cual contenía un taladro y un chaleco. A continuación, se dio a la fuga con los elementos sustraídos, los cuales guardó en su casa, que queda a la par de la de la víctima. Tras dar aviso a la policía, fue aprendido.

El auxiliar de fiscal Francisco Galindez fue el encargado de expresar las condiciones acordadas en el juicio abreviado. A Torres (contaba con una condena de ejecución condicional de ocho meses y otra efectiva de seis por hechos similares) se lo declaró reincidente y responsable penalmente del hecho reciente, calificado como hurto agravado por escalamiento. Recibió una pena de un año y tres meses de cárcel, sanción que cumplirá de forma efectiva en Villa Urquiza.

Fuente LV12

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.