ftnpcvlxwaqr4cy

Nueva jornada en Roland Garros y jugaron dos tenistas argentinos en sus encuentros por la segunda ronda. En dos partidos maratónicos, Sebastián Báez enfrentó al número 3 del mundo, Alexander Zverev, mientras que Diego Schwartzman tuvo un duro cruce ante el español Jaume Munar.

Por parte de Seba, mostró un altísimo nivel ante un rival contra el que jugó recientemente en el Masters 1000 de Roma. Los primeros dos sets fueron completamente para el albiceleste y el ambiente era similar a la exhibición dada por Carlos Alcaraz frente al alemán en Madrid, donde lo despachó en dos sets. Pero la experiencia de Sascha fu determinante y el principal factor en el cual se basó su remontada. Todo se definió en un quinto set, donde Báez tuvo un match point que no pudo aprovechar. Tras mas de tres horas y medias de juego, Zverev cerró el partido por 2-6, 4-6, 6-1, 6-2 y 7-5. El Philippe Chatrier despidió al pequeño gigante, que si bien terminó su camino en Francia, si logró ganarse el corazón de la afición.

Mientras tanto, el Peque estaba luchando en la cancha 7 ante un durísimo Jaume Munar, en otro partido extenso. El español sorprendió a la primera raqueta nacional, despachó los primeros dos sets por 6-2 y 7-6 (3). Situación perfecta para Schwartzman, quien ganó muchos partidos tras ir en desventaja. Del comienzo del tercer set hasta el final del partido fue todo para Diego, que sello su pase a la siguiente ronda por 2-6, 6-7 (3), 6-2, 6-2 y 6-2. 

El siguiente oponente de Schwartzman será Grigor Dimitrov, quien lo eliminó recientemente en el Masters 1000 de Madrid. Con un rendimiento excepcional, el húngaro no cedió un set en todo el torneo y tachó fácilmente a sus dos rivales anteriores (Giron por triple 6-1 y Coric por 6-2, 6-4 y 6-3).

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *