f1280x720 66800 198475 5050

 Hay temporadas especiales para  mirar el cielo y a partir de hoy viene una de ellas. Para empezar, desde el 17 de julio se está registrando el paso de una lluvia de estrellas fugaces o meteoritos, que se llaman Perseidas. Estas alcanzan su mayor intensidad según la NASA en la noche del 12 al 13 de agosto, pero como el 11 se da la última super luna del año, probablemente su luz dificulte avistar estas estrellas lejanas y rápidas. por esta razón aconsejan los días 6 y 7 como mejores para poder avistarlas a simple vista.

Las Perseidas son fragmentos del cometa Swift-Tuttle, una bola de polvo helada, descubierta en 1862, que orbita alrededor del Sol cada 133 años.  Todos los años la Tierra pasa cerca de la trayectoria del cometa y sus restos se queman al penetrar en nuestra atmósfera, creando la lluvia más popular de meteoros, de las mejores lluvias de estrellas que se pueden observar con alrededor de 60 meteoros por hora en su punto álgido. 

 

La noche del 11 al 12 de agosto, la Luna estará ubicada en el lado opuesto de la Tierra al Sol y su cara estará completamente iluminada. Coincidentemente, la Luna alcanza su perigeo (punto más cercano a la Tierra) un día antes, así que puede verse un tanto más grande y brillante, lo que se suele llamar superluna. 

Hay algunos eventos astrológicos más para lo que resta del mes. El 14 de agosto, Saturno entra en oposición; será la mejor oportunidad en todo el año para observar a Saturno y sus espectaculares anillos. En oposición significa que su cara estará totalmente iluminada por el Sol y se verá durante toda la noche. El planeta se puede ver a simple vista, pero para captar sus anillos necesitaras un telescopio.  

Por otra parte el 27 se produce la Luna Nueva, cuando al no haber luna visible en el cielo, se observan con mayor claridad todos los otros astros. 

Fuente Pronto