ADVERTISEMENT

Gerónimo Helguera fue condenado a prisión perpetua


Este martes llegó a su fin el juicio oral y público contra Gerónimo Helguera (29) por el ataque cometido el 13 de octubre del año pasado en una galería comercial de Yerba Buena, ubicada en avenida Aconquija y Chacho Peñaloza.

Por unanimidad y tras deliberar varias horas, el Tribunal emitió su sentencia y condenó al imputado a prisión perpetua, pena que era la pretendida por el Ministerio Público Fiscal, al igual que las querellas. De este modo, se rechazó la inimputabilidad planteada por la defensa.

De acuerdo al fallo, Helguera fue declarado material y penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en perjuicio de Mariela Alejandra Márquez; en concurso ideal con homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en grado de tentativa, en contra de José Fabián Gómez.

En tanto que los jueces absolvieron al acusado del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en perjuicio de Juan José Ledesma.

image.png
imagepng

Previo a que se dé a conocer el veredicto, se les concedió la palabra a las víctimas y al acusado (decidió no hablar). Paola, hermana de Mariela, expresó: “Quieren decir que está enfermo, pero ¿dónde estaba la familia el día que salió armado y entró al trabajo de mi hermana y la mató? Señores jueces, ustedes no saben el dolor y la tristeza que hay en mi casa. No hay día que no la lloremos”. A su vez, entre lágrimas, dijo: “Queremos que pague lo que hizo. Hace nueve meses que destruyó nuestra familia. Nos mató en vida. Mariela era una chica trabajadora. Era madre y padre para sus tres hijos”.

“Estaba listo para cometer una masacre”

El fiscal Pedro Gallo, al mando de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas, había manifestado ayer, lunes 8 de agosto, en su alegato de clausura: “Quedó demostrado que el plan de Helguera era matar a Ledesma, pero al mismo tiempo fue preparado para darle muerte a toda aquella persona que se le cruce en su camino”. Asimismo, afirmó: “Estaba listo para cometer una masacre. Si sólo hubiera querido ir a matar a Ledesma, hubiera ido con un arma de fuego y su correspondiente cargador, pero además llevó dos cuchillos de cacería, una caja con 29 cartuchos, hasta un protector inguinal y protectores auditivos”.

Por otro lado, el representante del MPF dijo que “está totalmente probada con certeza la imputabilidad de Helguera”. “La Junta Médica concluyó que pudo comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones”, manifestó Gallo, al tiempo que consideró que “los profesionales que sostuvieron esa postura fueron los más sólidos, los más acreditados, los más consistentes y los de mayor credibilidad”. “Señores jueces, ha quedado demostrado que la conducta de Helguera estuvo totalmente provista de planificación. Esto, entre otros puntos, nos permite descartar un cuadro de esquizofrenia o cuadro psicótico pretendido por la defensa”, aseguró Gallo.

Pruebas contundentes

A lo largo del debate, el Ministerio Fiscal presentó 17 testigos y la defensa seis. Entre las personas convocadas por la Fiscalía estuvieron las víctimas (Ledesma y Gómez); el mozo que acudió en ayuda al momento del hecho; peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF; los jefes de la Comisaría y de la Patrulla Motorizada de Yerba Buena; y varios psiquiatras y psicólogos, entre ellos algunos miembros de la Junta Médica que examinó a Helguera y determinó que sí estaba en condiciones de ser procesado penalmente; y el subdirector del Obarrio, hospital donde estuvo internado hasta su trasladado a Villa Urquiza. Estos testimonios, por supuesto, estuvieron apoyados por una serie de pruebas documentales y secuestros, como ser cámaras de seguridad, informe balístico, la pistola y los cuchillos.

El caso

El 13 de octubre de 2021, a las 10:00 horas aproximadamente, Helguera se hizo presente en un edificio comercial ubicado en la intersección de avenida Aconquija y calle Chacho Peñaloza, con el propósito de quitarle la vida a Ledesma, quien en ese momento estaba trabajando en una de las oficinas del primer piso. El imputado llevaba entre sus manos una mochila que contenía en su interior, entre otros elementos: una pistola COLT Goodsman calibre 22L con su almacén cargador colocado con 10 cartuchos calibre 22; dos cuchillos de tipo cacería; un par de guantes de látex; un guante de trabajo; dos vainas servidas calibre 22L; y una caja con 29 cartuchos calibre 22L.

Una vez en la planta alta, y mientras buscaba a Ledesma para darle muerte, fue que a pocos metros de donde se encontraba éste, se topó con Márquez, quien trabajaba como empleada de limpieza y conversaba en un depósito con Gómez, el conserje. A continuación, Helguera extrajo la pistola de la mochila, con la que apuntó en la cabeza a Márquez y, con claras intenciones de causarle la muerte para continuar desplazándose por el primer piso y concretar así su plan de asesinar a Ledesma, realizó un disparo que impactó en región témporo-parietal derecha del cráneo de la mujer, produciéndole lesiones gravísimas. La víctima falleció a las 20:52 de ese mismo día.

image.png
Gerónimo Helguera fue condenado a prisión perpetua.

Gerónimo Helguera fue condenado a prisión perpetua.

Luego, Helguera apuntó a Gómez con el arma de fuego con claras intenciones de causarle la muerte para continuar avanzando y así alcanzar a Ledesma, no logrando su cometido debido a la rápida reacción de Gómez, quien se trenzó en lucha con el acusado, logrando finalmente reducirlo con la ayuda de un empleado del bar ubicado en la planta baja del centro comercial, hasta que arribó personal policial.



Source link

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.