Va de show tras show, de un hotel al otro. No para ni un segundo, ni siquiera cuando está enferma. Cuando se siente lejos de casa, agarra su celular y llama: del otro lado, la voz de sus padres; la calman y le dan fuerza para seguir. Su nombre está en lo más alto de la escena urbana y resuena en todo el mundo. Y como si fuera poco, tras meses de una intensa gira por España.

Emilia Mernes vislumbra un nuevo sueño, una gira nacional acompañada de sus primeros estadios, ambos sold out.

Años atrás, antes de los hits y las grandes colaboraciones, ella misma tuvo que contestarse una pregunta: “¿Tú crees en mí?”. Ahora, la prueba de esa confianza férrea está delante de sus ojos. Tras mucho esfuerzo, Mernes está a punto de materializar aquello que soñaba. Sin embargo, aún no “cae” en que es realidad. “Es muy loco, la verdad es que no lo dimensiono, por ejemplo, que voy a hacer un Movistar Arena, menos dimensiono que voy a hacer dos, y menos dimensiono que se hizo sold out. O sea, no… Es muy loco para mí darme cuenta de toda la realidad”.

El tour internacional también tuvo un condimento especial. Desde el comienzo de su relación, esta fue la primera vez que Emilia Mernes y Duki comparten una gira de estas características (Getty Images)
Emilia Mernes y Duki

Fueron necesarias solo unas horas para que los fans agotaran las entradas de lo que será, hasta ahora, el recital más grande que haya dado. No obstante, esto le suma algo de presión a la cantante: “Quiero que la gente vaya, se sorprenda y que tenga una experiencia, que no sea simplemente un show, así que haré todo lo posible para que sea así. Estamos armando algo increíble con una apuesta espectacular, tratando de hacer algo distinto”.

Con más de siete millones de escuchas en Spotify, la joven de los brillos en los ojos integra la lista de los artistas argentinos con más oyentes mensuales. Previo a su gira, Emilia trasladó ese apoyo a los escenarios europeos y conquistó al público español. Significó una prueba de fuego que la llevó a brillar en ciudades como Madrid, Lérida y Terrasa, entre otras, agotando los tiquets en varias ocasiones.

Con Duki nos llevamos súper bien, nos apoyamos. Y si nos toca estar separados también nos acompañamos a la distancia

“El público español es muy eufórico y yo no sabía que tenía público. O sea, sí, sabía que tenía algunos fans, pero no sabía que tantos, y estoy totalmente sorprendida. Me llevo una perspectiva muy linda de todo lo que ha pasado estos meses aquí”, cuenta Emilia.

Más allá de los shows, el cariño de la gente y las experiencias increíbles, esta fue la primera vez que la artista vivió una gira tan larga y, al mismo tiempo, lejos de casa. “Traté de disfrutar cada instante, por más que a veces tenía momentos en los que me frustraba como cualquier persona. Obviamente, uno aprende todos los días, es la primera gira que tengo durante tanto tiempo fuera de casa, así que estuve extrañando mucho también”, revela.

Emilia Mernes: ¿Cómo reaccionaste cuando Duki te reemplazó en un show de tu gira?

No importa dónde estuviera, ni los ensayos, ni los viajes: la cantante se conectaba todos los días con sus papás en Nogoyá, Entre Ríos, y les contaba con entusiasmo todos los detalles: “Los extraño, soy una hija mamenga, ¿que puedo decir? Desde que arranqué mi carrera siempre me ha tocado estar lejos de casa. Siempre he tenido la posibilidad de volver de vez en cuando, por lo menos dos o tres días, o una semana, a veces más, a veces menos. Pero ahora fue como más tiempo y durmiendo de hotel en hotel, yendo de aquí para allá, que por ahí genera un poco de inestabilidad. Por eso es importante rodearse de las personas correctas”.

“Venía soñando este momento desde que pude materializar mi carrera como artista solista, como ponerme el proyecto al hombro”, cuenta la cantante.

Entre esas personas se encontraba su novio, Duki, quien también giró por España haciendo show tras show. Los dos se acompañaron a lo largo de estos meses, tanto en los momentos libres como arriba del escenario. Así fue que en uno de los recitales donde Emilia, por la exigencia y el cansancio, no pudo cantar debido a problemas en su voz, el artista urbano decidió reemplazarla y continuar con el espectáculo para no desilusionar a los espectadores que ya habían abonado su entrada.

“Él me lo propuso y yo le decía: ‘¡Estás loco!’. Me lo tiraba como medio un chiste, pero me iba tanteando. Después terminó sucediendo y salió todo bien. Fue algo súper inesperado porque era un show que yo debía cumplir, por supuesto. Ese día estaba totalmente afónica y él tuvo una actitud muy muy linda de darlo por mí. La gente por suerte se puso muy feliz también. Estoy muy agradecida con él, por supuesto”, dice Emilia sobre cómo fueron los instantes previos a esa decisión.

“Con Duki nos llevamos súper bien, nos apoyamos. Y si nos toca estar separados también nos acompañamos a la distancia”, dice Emilia (Getty Images for Univision)
“Con Duki nos llevamos súper bien, nos apoyamos. Y si nos toca estar separados también nos acompañamos a la distancia”, dice Emilia (Getty Images for Univision)

El tour internacional también tuvo un condimento especial. Desde el comienzo de su relación, esta fue la primera vez que la pareja compartió una gira de estas características.

LAS FOTOS DE EMILIA MERNES EN BIKINI

Emilia se mostró con un traje de baño de color tierra; la parte de abajo es diminuta y cintura altísima.

También, se animó a una microbikini negra. La parte de abajo es similar a la primera, pero el corpiño tiene tiritas cruzadas que lo hace más original.

«Hecha en Argentina», sentenció, pícara.

Emilia Mernes hizo surf y lució infartantes microbikinis: el álbum de fotos

Emilia Mernes hizo surf y lució infartantes microbikinis: el álbum de fotos

Emilia Mernes hizo surf y lució infartantes microbikinis: el álbum de fotos