1678411435 sm

Margarita de Dinamarca ha sido una mujer que, desde su nacimiento en una familia con títulos reales y cuna de oro, siempre ha contado con buena suerte, y es que la corona que ha usado como reina desde hace más de 50 años, en un principio, no le correspondía y se la arrebató a su primo Ingolf de Rosenborg.

De 1953 para atrás, Ingolf era el legítimo heredero al trono danés y fue criado para cumplir con ese rol. Desde el inicio de su vida, sus objetivos fueron determinados para culminar en el grandísimo trabajo de reinar una nación del nivel de Dinamarca, pero en 1953 la ley del país se modificó en un referéndum donde el pueblo cambió el rumbo de su vida.

En la consulta nacional donde cada ciudadano votó su opinión, terminó permitiendo que las mujeres, que anteriormente estaba prohibido, pudiesen ser herederas directas de la corona y así fue como Margarita, hija de Ingrid de Suecia y Federico IX de Dinamarca, quedó de primera en la línea de sucesión del trono, dejando a su primo como conde por lo que fue el resto de su vida.

Ingolf siempre será recordado como el danés que perdió, o le fue arrebatada, la corona. El pasado del conde de Rosenborg se remonta a la reputación de su padre, el príncipe Knud quien, junto con su familia, no eran muy agraciados para la prensa y el pueblo, y es esto lo que se cree llevó a la nación a votar a favor de Margarita como heredera.

sm

El príncipe Knud fue objeto de burlas constantemente en Dinamarca y tenía una reputación de distraído que la prensa transformó en tonto. Esto empezó una vez que el príncipe asistió a un ballet y tuvieron que repetir una escena debido a que, según él, desde el asiento que se le fue asignado, no la pudo ver bien y desde ese momento las burlas explotaron en su contra. Informa Voces Críticas.

Esa relación con la gente lo transmitió a su hijo, Ingolf, quien tampoco era muy querido por Dinamarca y ese linaje lo llevó a perder lo que podría haber sido un largo y abundante reinado lleno de comodidades y poder a la palma de la mano, pero fue Margarita quien, aún hoy, disfruta de ese estilo de vida.

lg

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *