1678549430 sm

lg

sábado 11 de marzo de 2023

La vida de Joana Sanz cambió drásticamente cuando salió a la luz la denuncia de agresión sexual contra el futbolista Dani Alves, su esposo y compañero de vida de muchos años.

La modelo ha soportado una situación similar a la de Hiba Abouk, la esposa de Achraf Hakimi, quien también fue acusado de violación por una joven francesa en las últimas semanas.

Ante esto, la empresaria española tomó la decisión de aferrarse a su trabajo para alejarse de la presión mediática y de cualquier tipo de cuestionamiento que pueda afectar su vida.

En ese camino, la isleña se convirtió en la imagen de la marca Sesderma, una compañía de amplio crecimiento a nivel nacional y con grandes expectativas de expansión internacional.

En la ocasión, Joana Sanz tuvo que dialogar con la prensa y evitar las lágrimas por todo lo que está sufriendo desde que su esposo se encuentra en la cárcel.

Lejos del brasileño, la joven disfruta de su buen pasar laboral. Así lo dejó en claro ante el doctor Serrano, al admitir que el trabajo la hace feliz y es su salvación en este difícil momento. Además, aprovechó el momento para recordar a su madre, quien también usaba Sesderma, por lo que fue un tiempo muy emotivo para ella.

Un detalle que la joven no pasó desapercibido es que tiene la suerte de seguir adelante a pesar de todo, dejando en claro que siempre pudo sola y no necesita de la compañía del exfutbolista de Barcelona.

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *