5dafbee8bd95eedbcef372022944a907 XL

Primero fue la controversia por otro slogan de campaña, «plan motosierra», que según los críticos del candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, tomó «prestado» de la campaña del senador estadounidense Rand Paul del año 2015. Un dirigente estadounidense conservador, integrante del partido Republicano, que competía en las internas de ese partido contra quien finalmente fue electo presidente, Donald Trump, y aparecía en los spots de campaña empuñando una motosierra con la que proponía destruir los impuestos en el país del norte.

Más cerca en la geografía, el, también, dirigente nacionalista y conservador, Ramiro Vasena, ex candidato presidencial, había ideado y expresado en varios spots de campaña, la frase escuchada en varios discursos del candidato presidencial, “que se vayan todos, no se fue ninguno y se multiplicaron» que fue, presuntamente, adoptado de manera ilegítima por Milei y su equipo de campaña, según explicó Vasena.

Este hecho motivo una presentación ante el Juzgado Federal N°1 a cargo de la jueza María Romilda Servini que, además, investigará posibles hechos fraudulentos con el dinero que se destina a la impresión de boletas electorales de la Libertad Avanza  en la provincia de Buenos Aires, según la denuncia ampliada de Vasena.

Con respecto al posible plagio el equipo de asesores de comunicación del candidato apoyado por Mauricio Macri no ha realizado ningún descargo hasta el momento. Según el acusador, esta acción fue realizada «con el fin de mejorar los resultados libertarios en las encuestas, por medio de engaños a los electores». Vasena sostiene que, «de no haber sido por este acto de plagio, Milei no habría alcanzado JAMÁS la primera posición en las PASO».

“Es un plagiador compulsivo,” declaró Vasena, señalando que Milei ya tiene varios antecedentes y denuncias por comportamientos similares en el pasado. “Es necesario limpiar de ladrones la política nacional,” agregó.

En ese sentido, se refería no sólo a la polémica por la idea del slogan de la motosierra sino también por las acusaciones de plagio en su libro “Pandenomics”, según reveló una investigación del sitio de Noticiasque demuestra que el economista habría copiado páginas enteras de diversos autores contemporáneos. Algunos, ya están iniciando acciones legales.

Uno de ellos es Salvador Galindo Uribarri, un mexicano egresado en Física por la Universidad de Oxford, en Inglaterra. “En este momento estoy preparando la denuncia junto con mis abogados. El señor Milei no solo cometió un presunto plagio de propiedad intelectual sino que además lo vende”, había afirmado ofuscado.

Otro de los perjudicados por la práctica desleal de no citar las fuentes y copiar y pegar en la que incurriría de manera habitual, Javier Milei, es el economista Roberto Cachanovsky.

El director del sitio EPT, Economía Para Todos,  publicó una serie de mensajes en su cuenta X ex Twitter acusando al legislador nacional y candidato presidencial, de realizar plagio en sus libros y «usar la mentira en forma sistemática».

Cachanovsky explicó que «…decir que en las notas no se citan autores es totalmente falso», señaló, al mismo tiempo que mostraba partes de la introducción de su libro «4.000 años de controles de precios y salarios» con una parte de «Pandenomics».

Además, puso en duda de donde obtiene ingresos el economista libertario. «Dice que vive de la publicación de sus libros y cualquiera que haya publicado libros sabe que, salvo que vivas como un indigente, los derechos de autor son monedas en Argentina. Yo publiqué tres libros que se vendieron muy bien, y lo sé. A autores muy prestigiosos les pasa lo mismo», afirmó acerca del negocio editorial.

Lo cierto es que la presentación judicial realizada por Ramiro Vasena no se circunscribe sólo a la cuestión del plagio sino también a la de los ingresos de los partidos políticos que se encuentran en el armado de la Libertad Avanza.

Según la denuncia, el Frente Liber.Ar, relacionado con LLA, benefició a dos integrantes del partido de Milei, Alejandro Bonacci y Ernesto Habra, que están vinculados a más de 20 partidos que compitieron en las elecciones PASO.

Según la denuncia, esas fuerzas políticas contrataron para imprimir las boletas a la imprenta DWP, en Rosario, propiedad de Bonacci y la esposa de Habra, entre otras. La denuncia de Vasena incluye pruebas presentadas en el juzgado de Servini que demostrarían la ingeniería electoral al servicio del robo del dinero entregado por el Estado Nacional para las elecciones.

Rocío Bonacci, hija de José Bonacci, es la candidata Nº3 a diputada nacional en la Provincia de Santa Fe y, en ese contexto, Vasena especula, con la supuesta coincidencia, con el hecho de la próxima asunción de Ramiro Marra en Partido Frente Joven de Yamil Salerno, secretario privado de José Bonacci, sobre el que pesan estas acusaciones.

En ese sentido, la jueza Servini ya comenzó a tomar medidas de prueba para corroborar o desistir de las denuncias presentadas el 30 de octubre.

NOTICIAS ARGENTINAS