gp4tz8xwsaaw1hd1 101736 1024x576 1

Más de Lionel Messi en su entrevista con ESPN: en el adelanto del mediodía el rosarino aseguró que su carrera está en la etapa final: “Inter Miami va a ser mi último club”. Y en la nota completa habló de su vida privada, su familia y la gloria en el Mundial de Qatar 2022.

Los Messi ya son cinco con Thiago, Ciro y Mateo, pero Lionel (36) confesó que uno de sus deseos junto con su esposa Antonela Roccuzzo (36) es tener una hija: “Me encantaría poder tener una nena, pero por ahora no estamos buscando”.

Siguiendo con el tema familia, Messi comentó abiertamente que no la pasó bien en su etapa en el Paris Saint-Germain y el día a día se les hizo cuesta arriba a todos: “En París los vecinos tocaban timbre y decían que los chicos no hicieran ruido jugando al fútbol. Aparte, eran las diez… Pero tampoco tengo nada contra ellos. No salió como deseaban ellos y como lo deseaba yo. La pasé mal porque fue muy difícil para nosotros el cambio, me afecta mucho en mi estado de ánimo y se refleja en la cancha. Y en París, a nivel personal, no estaba bien”.

Sus ganas de seguir vistiendo la camiseta nacional. “Mientras yo me sienta bien y esté bien físicamente, pueda rendir al máximo nivel y ayudar a mis compañeros, me gustaría seguir en la Selección. Lógicamente, llevo mucho tiempo en la Selección, pasé momentos difíciles, disfruté de muchos grupos, como el proceso de 2012, 2014, 2016. Diez años juntos en la camada, un grupo maravilloso, pero también sufrimos mucho. Injustamente, porque llegamos a finales y no pudimos ser campeones, pero en el recorrido lo pasábamos muy bien. Ahora que se ganó las cosas cambiaron muchísimo y quiero seguir disfrutando de estar en la Selección”.

La promesa que aún no cumplió

¿Quién no hizo su promesa para ser campeón mundial? El propio Messi contó la suya con complicidad de Martín Arévalo, la cual aún sigue pendiente: ir caminando a San Nicolás desde Arroyo Seco, Rosario.

“Sí, obviamente las promesas se cumplen. Va a ser difícil, pero hay que cumplirla. Si, yo te lo dije. No sé porqué pero Dios sabe todo y yo sentía que él quería que yo fuera campeón del mundo y en algún momento se iba a dar. Pensé que en 2014 se iba a escapar, pero me dio otra oportunidad en Qatar y el momento fue justo”, dijo.