diseno sin titulo 2024 06 28t233750 898

Brasil cambió la imagen exhibida ante Costa Rica, que le robó un empate 0-0 en el debut de la Copa América, y este viernes no tuvo piedad con Paraguay le ganó por 4-1 y logró acomodarse en el Grupo D.

A diferencia del partido del último lunes, hoy la Verdeamarela fue pura contundencia. Superó la Albirroja durante la media hora inicial, encontrando espacios en ataque y rápidamente causó daño.

La primera alegría pudo haber nacido de los pies de Lucas Paquetá, pero malogró su chance de penal y despertó el murmullo de los hinchas.

Aunque rápidamente Vinicius les cambió el sonido a las tribunas: fabricó una gran jugada, se escabulló en el área grande a pura velocidad y, antes de que el arquero Rodrigo Morínigo le cerrara todos los caminos al gol, definió rasante a la red para el 1-0.

A partir de ese momento, el jugador de Real Madrid, fue agigantando su imagen y se convirtió en una verdadera pesadilla para la defensa albirroja. Ocho minutos después se escapó por la banda izquierda, mareó a pura gambeta a Gustavo Velázquez y desenfundó un zurdazo que explotó en los guantes de Morínigo. El arquero no pudo embolsar la pelota, Omar Alderete tampoco pudo despejarla y, en el rebote, Savinho la empujó a la red para el 2-0.

Su segunda conquista, llegó al borde del cierre de la etapa inicial, tras un blooper rival: como una bomba, la pelota quedó boyando en el fondo, Alderete no la despejó, Morínigo tampoco salió y el ex-Flamengo se la llevó puesta para el 3-0.

En el complemento, cuando parecía que Brasil se encaminaba para una paliza histórica en la Copa América, Paraguay descontó con un golazo de larga distancia de Alderete.

Los de Daniel Garnero parecían estar cerca del 3-2 en Las Vegas, pero hubo otra mano en el área propia que el árbitro Piero Maza consideró penal y toda la ilusión se desvaneció, ya que Paquetá no volvió a fallar desde los doce pasos y firmó el 4-1.

Brasil llegó a los cuatro puntos y quedó segundo, a dos del líder Colombia. Paraguay, en tanto, perdió ambas jornadas y se despidió tempranamente del máximo certamen continental.