pepe cibrianjpg

Pepe Cibrián tuvo días difíciles desde que trascendió el video de su ex Nahuel Lodi a los besos en un boliche con otro hombre, el artista no tuvo paz. Es que en apenas una semana, descubrió la infidelidad de su pareja, con quien acababa de casarse, luego tuvo que salir a declarar su dolor ante los medios y, por si fuera poco, sufrió una descompensación por la que tuvo que ser internado. Lo cierto es que, ya recuperado, en las últimas horas Intrusos captó las primeras imágenes del director teatral junto al joven de 32 años, en lo que parece ser un reencuentro con miras a una posible reconciliación.

“Pepe había pautado una conferencia el domingo para hablar de Dorothy -su obra-. Cuando dejó en claro que no iba a hablar de su vida privada, todos los demás canales dijeron que no. Pero con ver cómo estaba, a nosotros nos servía. Y cuando llegamos, vimos que se bajaba del auto Nahuel”, contó Pablo Layus mientras se mostraban imágenes de Pepito y su ex juntos. Y detalló: “Nuestro cámara no tenía idea de quién era Nahuel, parecía uno más de los actores. Y cuando yo le pregunto por su presencia, me dijo ´vino para que charlemos´. No es que da por hecho la reconciliación”.

En tanto, luego pusieron al aire la entrevista que le hizo el cronista. “Siempre hay veces que se generan ciertas polémicas y uno lo que tiene que hacer es callarse y punto, no pasa nada. La gente sabe lo que tiene que saber y es muy cálida conmigo, acá en Córdoba me piden fotos todo el tiempo. Y eso me llena de alegría”, comenzó expresando Cibrián, tratando de esquivar el tema.

Y aclaró: “Es la primera vez que tengo que recurrir a abogados por una cuestión personal, nunca tuve ningún problema, pero ahora ellos dirán, yo no me meto”. “No me afecta, hago lo que quiero y sé muy bien lo que hice. No tengo que responder a nadie de lo que hago en mi vida, pero bueno, la vida dirá, no es grave”, agregó contundente.

Entonces, se refirió a la presencia de Lodi en el lugar: “Vino de visita, a hablar y charlar, no implica nada. Es eso, una charla, no tengo que explicar a nadie por qué hago las cosas. Es mi vida y no me gusta que se metan”, aseveró.

Pepe Cibrián habló sobre Georgina Barbarossa: “Hay cosas que no se perdonan”

Pepe Cibrián junto a Georgina Barbarossa
Pepe Cibrián junto a Georgina Barbarossa

Cuando se casó con Nahuel Lodi, un escándalo eclipsó el evento: la ausencia de Georgina Barbarossa, quien días atrás había sido elegida como la madrina de bodas. La actriz fue desinvitada porque a su gran amigo le molestó que ella hiciera público que desconfiaba de su joven novio.

Dejando en claro que no piensa limar asperezas con la conductora, el productor declaró que ni siquiera piensa invitarla al estreno de su próxima obra. “No creo que me vaya a arreglar, porque lo que me hizo fue muy feo y hay cosas que no se perdonan. Eso no se hace públicamente desde el amor, se habla en privado y no exponiéndome a una situación nada agradable, porque ella era mi gran amiga”, lamentó.

Por su parte, Barbarossa admitió que fue desafortunado sembrar dudas cuando su gran amigo estaba a punto de celebrar su amor. “Pepe ya sabe lo que opino y al tocar el tema aquí se me desmadró, yo me desbordé y debería haber frenado una serie de cosas que no frené. El moco es mío, me lo mandé yo. Le pedí perdón a Pepe, ya lo hablé con él. Lo quiero a Pepe, le pido disculpas a él, a Nahuel y a toda su familia”, sostuvo.