f1280x720 58633 190308 5050

Este 30 de abril, con la Luna Nueva de Tauro se dará el primer eclipse del año, abriendo así la temporada de eclipses de este 2022 en el eje nodal Tauro-Escorpio. Los eclipses son fenómenos astronómicos que traen grandes cambios y este Eclipse Solar en conjunción a Urano no será la excepción. 

Sabrina Bayón, 
@counseling.astroyflores

El Eclipse se dará en el grado 10 de Tauro y podremos verlo en Argentina a las 5:25 pm del sábado 30 de abril. Sera un eclipse parcial de Sol, por lo que la Luna no lo cubrirá por completo en ningún momento. Sin embargo, aunque esto puede bajar su intensidad, es importante saber que los eclipses son momentos energéticos muy intensos que abren procesos de transformación y renovación y nos invitan a hacer una limpieza de todo aquello que ya no pertenece a nuestra vida.

Es por esto que durante el día del Eclipse podemos sentirnos más desbordados emocionalmente, y la recomendación siempre es que desde el día previo y hasta el día siguiente al eclipse -en este caso desde este viernes 29/4 y hasta el domingo 1/5-  intentemos estar en calma y siendo conscientes de que todo ese desborde es el eclipse en sí mismo. Respiremos profundo frente a aquellas situaciones que sucedan estos días y nos saquen de nuestro eje, y aprendamos a gestionar nuestras emociones para evitar sentirnos desbordadas por ellas. Meditar, permitirnos momentos de silencio y de conexión con nuestro interno, puede ayudarnos mucho.

Las Lunas Nuevas siempre son el inicio de algo nuevo y cuando tenemos un eclipse solar ese inicio esta potenciado porque habrá mucha más energía disponible para dejar atrás lo viejo e impulsar lo nuevo, ya sea un nuevo vínculo, un nuevo trabajo, un nuevo proyecto, un nuevo proceso personal, nuevas creencias, ideas y conceptos que llegan para reemplazar aquello que ya no tiene lugar en nuestra vida. 

CAMBIO es la palabra clave de este momento astrológico que viviremos el próximo sábado; y como nos paramos habitualmente frente al cambio será un indicador de cómo nos vamos a sentir estos días.  
Si solemos resistir el cambio, si nos cuesta soltar aquello que ya no es o necesitamos controlar todo lo que va a suceder porque la incertidumbre se nos vuelve intolerable, probablemente el impacto sea mucho más contundente. Poder flexibilizar posturas y abrirnos a lo nuevo que está llegando a nuestra vida será de gran ayuda para reducir el impacto de este primer eclipse del año.  
Esta Luna Nueva iluminará con reflectores aquellas cosas que teníamos que resolver y veníamos postergando, pondrá luz allí y hará más visible la necesidad de cierres y nuevos comienzos. 

Tauro, el 1er signo de Tierra del Zodiaco, viene a enseñarnos acerca de los procesos que hacen posible la concreción. La conexión con el cuerpo y los sentidos, aquello que podemos ver y tocar. Tauro nos habla de constancia, paciencia y estabilidad para poder materializar; nos habla también de recursos y de todo lo que hace posible vivir conectados con nuestra abundancia. Aparecerán entonces desafíos en las áreas que nos daban estabilidad, en aquello a lo que nos aferramos mucho y no podemos soltar, en nuestra economía, nuestro trabajo y en el cómo generamos dinero.
Esta será la energía disponible y conocerla nos permite alinear nuestras intenciones para esta Luna Nueva en Tauro que nos pide replantearnos nuestro vínculo con el dinero y con nuestra abundancia, la relación con nuestro cuerpo y nuestros recursos personales. Será un buen momento también para hacer limpieza y tirar todo lo que ya no sirve o está de más en nuestros espacios.

Fuente Pronto