f58a93b6 multimedia.grande.8b4212c0a83d2bac.30303030305f6772616e64652e77656270.webp

00000

Juicio Priscila: El testimonio del chófer de «Pocho» confirma la hipótesis de la Fiscalía

El relato de Hugo Ramón Miranda (fallecido) cuñado y chofer de «Pocho» Ledesma, terminó por confirmar la teoría del Ministerio Fiscal en cuanto a la participación de los imputados en la desaparición y posterior muerte de Priscila.

El mismo fue incorporado por lectura. A partir de su relato, se desprende que «Pocho» (también fallecido) era un importante transa del barrio en el que residía.

De su versión surge que el domingo, día en el que ocurrieron los hechos, Ledesma estaba consumiendo drogas junto a sus hijos «Borolo» y «Cancán» Miranda y «Tutuy» Carabajal y Ogas.

A ese lugar llegó «El Salteño» Gómez cerca de las 6.00 de la mañana, y fue quien buscó y llevó hasta ese lugar a Priscila. Esa versión indica que Ledesma atacó y estranguló a la infortunada joven.

Miranda, quien falleció en el curso de la investigación, contó que por la noche cargaron el cuerpo y lo arrojaron cerca de una fábrica de levadura. Dijo además que él, «Pocho», «Tutuy» y Franco fueron hasta ese lugar en la camioneta de «Pocho» , cargaron el cuerpo y lo arrojaron en los cañaverales donde posteriormente fue encontrado.

Imputados 

Este martes 6 de diciembre, cinco de los acusados rompieron el silencio en el debate por el asesinato de Priscila Paz. De este modo, el juicio oral se acerca a su desenlace.

En la tarde, Paola Rojas, Vanesa Argota, Victor Carabajal, Franco Ogas y Juan José Gómez, hicieron uso de la palabra, pero solo para contar diferentes versiones para desvincularse del hecho, negando su intervención y manifestando desconocer lo ocurrido con Priscila.

En tanto, por la mañana, se completó la nómina de los testigos del Ministerio Fiscal y de las otras partes.
El miércoles habría alegatos finales, según adelantó el tribunal. La fiscal Estela Giffoniello y el auxiliar de fiscal, Osvaldo Martínez Terán, intervienen por el Ministerio Público Fiscal.

La autopsia

Durante la jornada, una profesional del Cuerpo Médico Forense analizó el informe de autopsia, leído en la audiencia del lunes. Confirmó que Priscila sufrió en vida una multiplicidad de lesiones, algunas de ellas, de arrastre. Las más graves fueron a nivel rostro, cráneo, tórax y abdomen. En el cuello, presentaba compresión violenta de tipo manual, que la debilitó.

El celular

Un experto en informática del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales analizó el informe sobre las pericias a celulares.

El perito del ECIF confirmó que desde el celular de Priscila llamaron a su padre usando otra línea. Lo analizado consta en el informe técnico confeccionado por los profesionales en informática del MPF.

Según se explicó, fue la primera llamada desde el teléfono de Priscila Paz, luego de cambiar el chip, en la mañana del 22 de julio de 2022, cerca de las 10:45 horas.

En relación con los análisis a ese dispositivo, el testigo experto confirmó que desde ese mismo celular se envió, luego de cambiar de línea, un mensaje a otro número.

Los hechos

Según la teoría del caso, a las 7.30 del 22 de julio de 2018, Priscila salió de su trabajo, un hotel en la ruta 301. En esas circunstancias, fue interceptada y llevada hasta una vivienda del barrio Ampliación Elena White, donde la mantuvieron cautiva y la despojaron de su celular.

Los captores, la golpearon salvajemente. Para hacer desaparecer su cuerpo, lo cargaron en una camioneta y lo depositaron, tiempo después, en una finca de caña ubicada en San Pablo, donde fue hallado el 31 de julio.



Fuente Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *