1675429601 sm

viernes 03 de febrero de 2023

La familia Real de los Países Bajos se encuentra realizando una gira por todas las islas que conforman el grupo de la corona. El viaje del rey Guillermo Alejandro (55) y la reina consorte Máxima de Holanda (51) , transcurre casualmente en la fecha en la que se cumple un nuevo aniversario de la boda de ambos.

 

Los reyes viajaron acompañados de su hija, la princesa Amalia (19), llegando el  miércoles por la tarde a Curazao, donde visitaron en primera instancia la plaza Brión en la capital de la isla, Willemstad. Lo que no sabían, era que les habían dejado lista una sorpresa para festejar el aniversario número 21 de su unión matrimonial.

 

Con una escultura realizada con candados de fondo, al matrimonio real le regalaron uno con sus iniciales grabadas y además la fecha del casamiento. Con emociones encontradas, Máxima y Guillermo sonrieron para los fotografos presentes. A metros de ellos estaba Amalia, heredera del trono, en señal de apoyo a ese momento tan especial.

 

El viaje imprevisto de la hija amenazada de los reyes

No estaba planeado que Amalia de Orange estuviera en esta gira junto a sus progenitores, ya que su carrera en la realeza recién comienza. Pero, después de ser amenazada con un posible secuestro por parte de la Mocro Maffia y obligada a protegerse en el Palacio de Huis ten Bosh de La Haya, sus padres tomaron la decisión de que venga. 

Cabe aclarar que Mocro Maffia es una organización muy importante en el ámbito del delito y es la administradora del narcotráfico en los Países Bajos, pero también se extendió otros países desde Europa hasta África. Por lo tanto, consideraron que Amalia tenga un equipo exclusivo de seguridad detrás. 

 

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *