MD7P7EF7ORDFDKC3BKUKP67A7I

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores ordenó este mediodía que se investigue a Juan Pedro Guarino y a T.C (conocido a lo largo del desarrollo de la causa como “el rugbier número 11, de 17 años al momento del hecho) por los delitos de falso testimonio, tal como habían sido solicitado los fiscales acusadores en su alegato.

Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia hicieron lugar al planteo de los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García para que se extraigan copias de la causa y se inicie una investigación para establecer si los dos jóvenes mintieron en sus declaraciones. Guarino, cabe recordar, fue un imputado original en la causa y luego fue sobreseído por falta de pruebas.

Sobre Guarino y T.C, los fiscales sembraron dudas por su declaración como testigos, ya que supuestamente omitieron brindar detalles sobre lo que pasó estando ambos en el lugar de los hechos, a pesar de que Guarino marcó fuertes diferencias con sus supuestos ex amigos. Luego, le entregó una carta a los padres de Báez Sosa. Hay que recordar que ambos testigos fueron citados por la defensa de los rugbiers, liderada por el letrado Hugo Tomei.

El croquis del momento del hecho

Guarino, dijo que vio una pelea, pero que se fue del lugar sin precisar detalles y aseguró que no pudo ver nada de la golpiza que le dieron a Fernando.

Además, en todo momento sostuvo que los rugbiers eran recurrentes en generar peleas y que “estaba cansado” de que eso ocurriera.

En el fallo del TOC N°1 se lee que Guarino, cuando declaró como testigo, relató que sus padres no querían que fuera a Villa Gesell con los condenados debido a que conocían el gusto de los jóvenes de Zárate por generar peleas en discotecas.

T.C también estuvo a metros de donde los acusados golpearon a Fernando, y si bien nunca estuvo imputado, la sospecha es que omitió dar detalles sobre lo qué pasó en el lugar y luego de los hechos, la conversación que tuvo con los implicados.

En la sentencia del Tribunal, solo se lo nombra una vez a T.C, simplemente porque un testigo lo reconoció en el lugar.

De esta manera, el Tribunal informó que a ambos se les abrió una causa por el presunto delito y los videos de sus declaraciones quedaban disponibles para la investigación. 

Caso Báez Sosa: el veredicto contra los rugbiers acusados

Este mediodía, fueron condenados los rugbiers Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Luciano, Lucas y Ciro Pertossi como culpables del asesinato de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 frente a la discoteca Le Brique en Villa Gesell.

Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi recibieron la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por homicidio premeditación y alevosía en concurso real con lesiones leves.

Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron penas de 15 años de cárcel como partícipes secundarios del mismo delito.

La lectura tuvo que ser interrumpida luego de los anuncios y la sala fue evacuada. Rosalía Zárate, la madre de Thomsen, pidió un médico luego de que el condenado se descompensara. “Déjenme estar con él”, gritó, en referencia a su hijo. “Esto es todo una mentira. Saquen a todos los periodistas de acá, la puta que los parió. Tres años torturándolo, no me importa más nada”, dijo. Así, también fue puesta en pausa la transmisión por YouTube, que llegó a 95 mil usuarios.

Luego, la audiencia fue reanudada sin Thomsen, para los últimos detalles.

Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima, se mostró satisfecho con la condena a prisión perpetua para cinco de los acusados y anticipó que leerán “con profundidad” los argumentos del tribunal porque considera que tuvo “clemencia” con tres de los asesinos de Fernando.

Los padres de la víctima, en tanto, si bien se mostaron “conformes”, sostuvieron que “no van a bajar los brazos”. “Queremos perpetua para todos. No nos abandonen. Esto todavía falta. Vamos por todo”, declaró Silvino Báez al salir de Tribunales.



Fuente Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *