1675958629 sm

jueves 09 de febrero de 2023

Lograr el retrato perfecto familiar puede parecer una de las tareas más complicadas del mundo, especialmente cuando se debe lidiar con los más pequeños del hogar. Al ser tremendos, juguetones e impacientes, puede parecer un trabajo imposible de lograr, pero un especialista en el tema ha confesado sus secretos. 

Se trata de Chris Jackson, uno de los fotógrafos más reconocidos en el círculo royal ya que ha tenido la oportunidad de capturar grandes imágenes de la reina Isabel II, los príncipes de Gales, el rey Carlos III y por supuesto, los príncipes George, Charlotte y Louis, las cuales le han dado la vuelta al mundo en los diarios internacionales. 

 

Jackson ha tenido el honor de fotografiar a los más chicos de la familia real desde su nacimiento hasta la actualidad, tanto en ocasiones privadas como en eventos públicos, por lo que los hijos de Guillermo y Kate Middleton deben sentir una cierta comodidad en su presencia.  

Asimismo, durante una entrevista para el podcast A Right Royal, Chris Jackson comentó sobre su anécdota favorita en su oficio del día a día, y ésta fue el primer día de clases del primogénito de la pareja: el príncipe George, quien contaba con sólo cuatro años. Tanto él como su padre posaron para el fotógrafo, y entre sonrisas nerviosas, logró una imagen adorable y recordada por todos. 

lg

En este sentido, su principal secreto para obtener algunos de los recuerdos más preciados de los Windsor es el sonreírle constantemente a los niños, y así ganarse su confianza. Es posible que sepa muy bien del asunto debido a su rol como padre de dos chicos y sus similitudes en el típico comportamiento infantil.

 

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *