1676719904 sm

sábado 18 de febrero de 2023

Si por algo es reconocido el príncipe Harry es por sus reiterados brotes de ansiedad y estrés ante determinadas situaciones en las que no tiene el control, lo cual causó grandes preocupaciones para algunos de los integrantes de la Familia Real Británica.

Se trata de algo que el hijo menor de Carlos III siempre demostró, en especial desde el fallecimiento de Lady Di, su madre, ante la falta de explicaciones certeras respecto a lo que había sucedido en realidad y el silencio de los mayores para proteger su salud mental.

Cabe recordar que, en alguna ocasión, el mismo Duque de Sussex habló sobre los ataques de pánico que sufrió durante mucho tiempo. Respecto a los mismos, se refirió en varios fragmentos de su libro Spare al uso de drogas psicodélicas como tratamiento.

Otra ocasión que recuerda el nieto de Isabel II es el día del nacimiento de su hijo Archie. En la ocasión, no pudo contener la ansiedad y el estrés por la situación e hizo algo que nunca hubiese pensando para recuperar el estado de tranquilidad.

Durante el trabajo de parto de Meghan Markle, el príncipe Harry aprovechó para comer pollo de Nando´s que le acercó uno de sus guardaespaldas, al tiempo que usó gas hilarante para encontrar la calma en uno de los momentos más emocionantes de su vida.

lg

Para Harry fue una experiencia única, que quedó como una anécdota graciosa para quienes estaban en aquel momento en la sala, su esposa y una enfermera. La misma fue válida para evitar que él vuelva a repetir la misma acción durante el nacimiento de Lilibet, ocasión en la que se mostró más calmo.

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *