ARCHI 981864

Rosario violento: asesinaron a dos personas

Dos asesinatos tuvieron lugar en las últimas horas en Rosario, que alcanzó la cifra de 52 homicidios en lo que va de 2023.

El primero de los crímenes se concretó en la intersección de calle Misiones y José Manuel Rosa, en la zona oeste de la ciudad.

Allí, entre las 21 y las 22, de acuerdo a la información policial preliminar, desde una moto, dos mujeres dispararon cinco veces contra un hombre que circulaba en bicicleta.

VMQKPHWBNRFWLFD5JKE7DQEKKQ

En el lugar los investigadores secuestraron ocho vainas servidas calibre 9 milímetros, un cartucho del mismo calibre y una nota de amenaza. La causa está en manos de la fiscal Gisela Paolicelli. 

Por otro lado, pasadas las 3 de este viernes, en Riobamba y las vías del ferrocarril (también en zona oeste) acribillaron a un joven de 25 años. La víctima recibió al menos tres disparos. La investigación también quedó a cargo de Paolicelli.

Rosario: tres crímenes en menos de 12 horas

Tres homicidios se sumaron a la estadística criminal de 2023 de Rosario, que ya suma más de 40 crímenes en similar cantidad de días transcurridos en el año.

Dos de los asesinatos se produjeron en la zona oeste de la ciudad. A las 20 de este domingo, fue víctima de una balacera un hombre de 30 años. Lo mataron de dos balazos en Monte Flores al 7200. Personal del SIES (Sistema Integral de Emergencias Sanitarias) se apersonó en el lugar para asistirlo, pero no hubo nada que hacer.

En la misma zona mataron a un hombre de 45 años. El hecho tuvo lugar en Pasaje 1752 al 2000, cerca de la 1 de este lunes.

Un rato antes, en Vicente Medina y las vías, asesinaron a otro hombre y junto a su cuerpo dejaron un cartel con un nombre y un mensaje que decía: «Dejen de matar gente inocente».

Rosario: piden que se garantice la seguridad de jueces y fiscales

Alberto Lugones, uno de los jueces que integran el Consejo de la Magistratura de la Nación, le pidió al presidente del organismo, Horacio Rosatti -y titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación- que de “manera urgente” le solicite a las autoridades nacionales y de Santa Fe que se garantice la seguridad de los jueces y fiscales de la provincia ante los ataques y amenazas que sufren diariamente.

El pedido fue hecho mediante una nota -a la que accedió Infobae- que va en línea con lo que la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) -la entidad que nuclea a jueces, fiscales y defensores oficiales federales de todo el país- planteó el fin de semana ante las amenazas que sufrieron el juez y el fiscal federal de Venado Tuerto, Aurelio Cuello Murúa y Javier Arzubi Calvo, respectivamente.

El consejero juez planteó “la alarmante situación en materia de seguridad que atraviesa desde hace tiempo y con un dramático incremento la Provincia de Santa Fe”. Y en esa línea, Lugones le pidió a Rosatti, como titular del Consejo, que las autoridades encargadas tomen cartas en el asunto: “Desde allí es que se solicita que, de manera urgente, se efectúe una petición institucional a las autoridades nacionales, provinciales y municipales para garantizar la debida protección y seguridad de los integrantes de los Poderes Judiciales y los Ministerios Públicos Fiscales y de la Defensa, así como también de sus oficinas judiciales”.

El jueves a la noche desde la localidad de Trelew llegó una amenaza de muerte al celular del senador provincial de Santa Fe Lisandro Enrico. “Hola señor, ya les avisé a todos que deje de meter presa a gente inocente. Va a haber balas para todos. Ya le avisé. Va para Chiarella, para la fiscal Pepino y para el Enrico. Y también par el juez del Juzgado Federal, Cuello Murúa y el Arzubi. Están todos metidos en la bolsa, son todos corruptos. Mandale que deje de engarronar a la gente. Va a haber balas y granadas para todos. El que avisa no traiciona”, decía el texto.

La amenaza también incluía a Cuello Murúa, Arzubi Calvo, a la fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Susana Pepino y al intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella. Por el hecho hay dos causas penales que se iniciaron y que tienen como principales sospechosos a Matías Alvarez y a Mauro Novelino, dos narcos de la zona sur de Santa Fe. El primero está detenido en la cárcel de Trelew y hace dos semanas empezó a ser juzgado por narcotráfico. Y el segundo fue trasladado desde esa misma cárcel a Marcos Paz y el jueves a la mañana -el día de las amenazas- fue indagado por Cuello Murúa y Azubi Calvo por el mismo delito en otra causa contra el intendente Chiarella.



Fuente Los Primeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *