holis 2023 04 27t121627.270

A pesar de que ya pasaron varios meses, el conflicto entre Benedetto y Zambrano en aquel partido ante Racing sigue influyendo en el mundo Boca. Luego de que transcendieran nuevas versiones de este cruce, el jugador peruano decidió salir a contar su verdad de los hechos.

“Ya pasaron casi cinco meses desde que dejé el club. Me sigue preguntando por Boca. Sinceramente, yo hubiera sido feliz si me quedaba. Lamentablemente, no se llegaron a concretar las cosas, fue una pena. Me quería quedar. Mi camino fue otro, fue todo muy imprevisto. En 15 días viajé a Lima y arreglé con Alianza. Mi primera opción siempre fue Boca. Es más, si hubiera venido el Madrid le habría dicho que no, porque soy un hombre de palabra”, comentó Zambrano sobre su salida del club.

Publicidad

Luego, el ahora jugador de Alianza Lima decidió romper el silencio y habló de aquella pelea con Benedetto en el entretiempo ante Racing en agosto de 2022:  “El tema de Darío me sorprende. Me ha llamado mucha prensa. Darío es un tremendo jugador, se equivocó en su momento, ya creo que lo reconoció, me pidió disculpas y todo quedó ahí. Nunca salió de mi boca si pasó esto o lo otro”.

“Son cosas del fútbol que a veces en los equipos, en las casas, en las familias pasa. Siempre ha hablado gente que no tiene que hablar, el que tiene que dar la su versión soy yo. En Argentina se especularon muchas cosas…”, agregó el experimentado defensor central.

Más adelante, Zambrano se explayó en su descargo y negó los rumores de indisciplina en el club: “Que en el hotel metían mujeres, que metieron alcohol, que me suspendieron. Es una mentira tremenda. Está equivocada la prensa y la gente compra eso. Se especuló de todo y nunca hubo una prueba. Es una pena que hasta el día de hoy se hable así, pero es lo que vende”.

Publicidad

Para finalizar, el ex Eintracht Frankfurt, expresó las sensaciones que le quedaron tras su salida del xeneize: “No se dieron las cosas en Boca, se me cerraron las puertas y el camino seguía. Quedé triste. Despedirte de los compañeros, cuerpo técnico, dirigentes, la verdad es que me sentía como en casa”.

Fuente