91e936de71656cea05a0a1d6c123457a XL

El nerviosismo provocado por la disparada del blue entre empresarios, y también gente de a pie, domina a los principales candidatos presidenciales de cara a las elecciones del 22 de octubre próximo.

Un dólar por encima de los $1.000 pesos era algo que nadie se animó a vaticinar antes de las PASO.

Javier Milei quedó en el centro de la tormenta por haber aconsejado no renovar los plazos fijos y desmerecer totalmente el valor del peso.

Enseguida, Massa salió a cruzarlo y dijo que Milei está dispuesto a «prender fuego la casa por un voto».

LEÉ: Bullrich apuntó contra Milei por la disparada del dólar: “Está prendiendo más fuego para que el país explote”

Bullrich, en tanto, denunció que Milei, pero también Massa, tienen un «actitud perversa». La candidata arriesgó que «la gente debe estar con bronca con Milei». Y sostuvo que sus dos principales oponentes están dispuestos a «incendiar todo«. 

En el mismo movimiento, el referente de Bullrich en economía, Carlos Melconian, salió al cruce de las duras advertencias lanzadas por Massa contra los cueveros: «Meté preso al que quieras, pero el que genera la corrida sos vos», le espetó.

Y a Milei le advirtió: «No te podés poner contento por la escalada inflacionaria».

Este «todos contra todos» en el tramo final de la campaña refleja que la economía casi ha terminado de desmadrarse, y que el próximo ocupante de la Casa Rosada deberá iniciar un programa de reconstrucción económica y social de alto calibre. Habrá que ver si la gente tiene paciencia.

Mientras tanto, la disparada del dólar amaga con paralizar la cadena comercial. Los comerciantes pasan más tiempo remarcando precios que vendiendo.

Una recorrida de Noticias Argentinas por la zona cercana a Acoyte y Rivadavia, en pleno barrio de Caballito, mostró que muchos comercios estaban en procesos febriles de remarcaciones, sobre todo los vinculados a artículos electrónicos. 

En el barrio de Once se observaron algunas persianas bajas, mientras adentro se notaba actividad: ¿estaban remarcando antes de reabrir?

Algunos comerciantes de larga experiencia comentaron que no habían vivido algo similar desde las remarcaciones durante la hiperinflación en el Gobierno de Raúl Alfonsín, entre 1988 y 1989.

La cadena comercial atraviesa muchas dificultades porque no encuentra un horizonte claro en la reposición de mercadería.

Algunos de los comerciantes consultados, más pesimistas, tuvieron palabras duras: «Esto es como Alien versus Depredador. Gane quien gane, nosotros perdemos». Lapidario.

NOTICIAS ARGENTINAS